Se trata del primer acuerdo global y específico en Aragón sobre la Atención Primaria

Los Sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Fasamet y CESMAragón), junto con el Comité de Crisis, han acordado desconvocar la huelga prevista para los días 23 y 24 de enero, a falta de concretar en un documento el principio de acuerdo alcanzado con el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. Según han informado en un comunicado, se han admitido las principales demandas del listado de reivindicaciones presentado por los profesionales en septiembre para actuar contra el colapso en las consultas, la falta de especialistas en Medicina de Familia y el deterioro en las condiciones laborales, por lo que las medidas pactadas suponen un beneficio para todos los ciudadanos.

Se trata del primer acuerdo global y específico en Aragón sobre la Atención Primaria, que incluye cuestiones que no se habían conseguido regular hasta ahora y abarca todos los aspectos organizativos. Los principales puntos incluyen limitar las agendas de los médicos de familia a 35 pacientes y las de los pediatras a 28, completada con medidas para atender el exceso de demandas y asegurar la asistencia de los pacientes; garantizar a los médicos rurales los descansos tras las jornadas de guardia; aumentar el presupuesto global progresivamente (hasta alcanzar el 25% del total de recursos destinados a la Sanidad); y crear una gerencia específica separada de la atención hospitalaria.

La desconvocatoria ha sido anunciada en una asamblea informativa a los profesionales celebrada este mismo miércoles en el Colegio de Médicos de Zaragoza. No obstante, los acuerdos alcanzados deben ser aprobados ahora en la Mesa Sectorial de Sanidad.

TIEMPO PARA ATENDER A LOS PACIENTES

El presidente de Fasamet, Leandro Catalán, ha destacado que el acuerdo repercute en todos los aragoneses “principalmente porque lo que defendemos es tener tiempo para atender a nuestros pacientes, se sacan fuera de la consulta actividades burocráticas para centrarnos en nuestra actividad asistencial y se harán las cosas de una forma coordinada y ordenada para poder atender toda la necesidad de demanda que se requiera”.

Por su parte, la secretaria general de CESMAragón, Mercedes Ortín, también ha incidido en que es la primera vez que se dispondrá de “unas agendas con unos tiempos mínimos tanto para el profesional como para el paciente y fórmulas para todo lo que excede”. Para estos casos, ha explicado que “lo ideal sería la contratación de compañeros jóvenes, que se quisieran quedar en Aragón, pero si eso no es posible, se dará solución a las agendas de rebosamiento con personal del mismo equipo u otros servicios”.

Mercedes Ortín ha resaltado igualmente que por fin se ha atendido una reivindicación histórica de los médicos de centros rurales “porque era insoportable que después de una guardia de 17 o 24 horas, tengan que trabajar sin descanso la jornada ordinaria, algo que prohíbe la legislación”. También se han pactado mejoras en las condiciones de los médicos de atención continuada, que tienen que desplazarse entre varios centros de salud.

El principio de acuerdo pone fin a más de dos meses de movilizaciones, que incluyó una gran manifestación en Zaragoza la primera desde 2007, que reunió a más de 1.500 facultativos de Atención Primaria con el lema “Por una Atención Primaria de Calidad”.

LO MÁS VISTO