Fachada del Hospital Miguel Servet de Zaragoza
La demora media se ha reducido un 32%

Aragón cierra el 2022 con la consolidación de la tendencia descendente en las demoras quirúrgicas, con una reducción del 19% de los pacientes con esperas de más de 180 días en los últimos cuatro meses y de un 42% respecto al pico registrado en la pandemia. Este fuerte descenso es consecuencia del aumento de la actividad quirúrgica gracias a la aplicación del Plan de Abordaje para la Reducción de la Lista de Espera Quirúrgica, gracias al cual el número de intervenciones en jornada ordinaria ha aumentado en 2.504 procedimientos respecto al año 2021 (un 5,72%) y en 10.944 procedimientos respecto al año 2020 (31%). Además, la demora media de espera para operarse en la Comunidad Autónoma es de poco más de cuatro meses, frente a los seis de diciembre de 2021.

Estas cifras revelan que, a pesar de que el sistema sanitario ha seguido manteniendo la presión del Covid-19, ya se ha conseguido cumplir la mitad del objetivo establecido para diciembre de 2023: alcanzar a finales de 2023 una disminución del 85% de los pacientes con demora estructural superior a 180 días respecto a la situación de agosto de 2020.

Al cierre del mes de diciembre, el número de pacientes en lista de espera estructural con demora superior a 180 días ha disminuido a 6.437 pacientes frente a los 6.539 pacientes del mes anterior, lo que supone un descenso de 102 pacientes. Destaca que se haya producido esta reducción durante el mes de diciembre, periodo en el que las demoras se han incrementado tradicionalmente entre 200 y 300 pacientes como consecuencia del periodo navideño.

Este es el cuarto mes consecutivo de descenso en la lista de espera, de modo que se ha pasado de 7.925 pacientes con esperas de más de 6 meses a 6.437, es decir, 1.488 pacientes menos (18,78%). La reducción es aún mayor si se compara con agosto de 2020, mes en el que como consecuencia de la pandemia de Covid-19, la comunidad alcanzó el pico en las demoras, con un descenso del 42% en el número de pacientes con esperas de más de 180 días respecto a esa fecha.

Además, casi el 30% de los pacientes que en la actualidad han superado los 180 días de espera se corresponden con procesos que no requieren hospitalización, por lo que su complejidad es menor. Por especialidades, casi el 76% de pacientes con demora estructural de más de 180 días se concentra en Traumatología, Cirugía General y Digestiva, Neurocirugía y Oftalmología.

La demora media es de 125 días (número de días en promedio que llevan esperando todos los pacientes en lista de espera a último día del mes), lo que confirma también la tendencia descendente del tiempo en espera para ser intervenidos, con 58 días menos que en diciembre de 2021 (183 días), lo que supone una reducción del 32%.

POR PROVINCIAS

Cabe destacar, en positivo, la provincia de Huesca (hospitales San Jorge, Barbastro, Jaca y Bajo Cinca) que ha acabado el año 2022 con solo 64 pacientes con una demora de más de 180 días estructurales frente a los 355 pacientes de diciembre de 2021, es decir, una reducción del 82% en un año.

En el caso de los hospitales de Teruel, el descenso acumulado de ambos centros (Obispo Polanco y Hospital de Alcañiz) en el último año es del 26%.

Además, también se ha cumplido el objetivo previsto en plan sobre los pacientes oncológicos con procesos garantizados, de modo que al cierre de 2022 todos los incluidos en la lista de espera quirúrgica están operados o con intervención ya programada.

LO MÁS VISTO