Ziganda dirige un entrenamiento
Los oscenses se meterían en la zona alta con un triunfo. Foto: S.D. Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca buscará este sábado la cuarta victoria consecutiva en El Alcoraz. “Serían tres puntos muy importantes, de cara a la confianza y a que la gente se identifique con el equipo. El siguiente partido siempre es el más importante, pero en esta ocasión, sacar los tres puntos supondría un salto enorme de confianza y alegría”, ha afirmado el míster, Cuco Ziganda, en la previa ante el Lugo.

El técnico tiene claro que, de esta forma, se daría un impulso al objetivo de “jugar a lo que se quiere en casa y coger ese punto de seguridad y personalidad”. “El Alcoraz es nuestro terreno, tenemos claro qué hay que hacer”, ha añadido. Pero sabe que no va a ser fácil. “En esta categoría hay mucha igualdad en todos los partidos, se deciden por detalles”, ha insistido.

Respecto al rival, decía, “no está teniendo regularidad en los resultados, ha hecho partidos muy buenos y otros no tanto”. “Tiene un entrenador nuevo que está intentando coger el hilo a la plantilla y proponiendo cosas diferentes, encajando las piezas. Pero en el cara a cara compiten con cualquiera, el máximo respeto porque no será fácil”, ha aseverado.

CLARO CON LOS SUYOS

Sobre los suyos tiene claro lo qué quiere. “Me gusta que el equipo sea reconocible, el compromiso de todos, salgan antes o después, que vayan todos a una y el tener la humildad suficiente para saber qué toca hacer en cada momento. Hay otras fases en las que tenemos que mejorar y dar más continuidad, pero vamos por buen camino”, ha declarado.

En una semana con tres partidos, Ziganda, valora la gran igualdad de la plantilla y el compromiso de todos. “Pensamos en tener al mejor equipo posible, de momento pensamos en el Lugo, ver qué equipo sacamos, dar nuestro mejor nivel y ojalá sacar el partido y sumar el cuarto en casa”, ha concluido.

LO MÁS VISTO