Juan Carlos Real, en el partido ante el Lugo
El Huesca se vio perjudicado por la expulsión de Florian Miguel. Foto: S.D. Huesca

Empate de la Sociedad Deportiva Huesca que podía saber a poco ante el Lugo, pero que se hace bueno tras jugar más de media hora con diez. Gerard Valentín adelantó a los locales en la segunda mitad, pero Florian Miguel fue expulsado y el Lugo hizo el 1-1 definitivo en el 67. Aguantaron los altoaragoneses, y aunque sufrieron un larguero en el 98, tuvieron solidez e, incluso, la posibilidad de hacer el segundo.

El Cuco elegía a Andrés en portería, cumpliendo así 100 partidos con la camiseta azulgrana. Ratiu y los Pulido, Jorge y Rubén, ejercían de pareja de centrales para dejar la banda izquierda a Florian Miguel, que regresaba al 11. Pablo Tomeo y Timor ocupaban la sala de máquinas, con Gerard Valentín y Marc Mateu por la derecha y la izquierda respectivamente. Juan Carlos se quedaría de enganche y Carrillo en punta. Moyano o el viejo conocido Whalley, eran las piezas a tener en cuenta.

Partido de lo más equilibrado con un Lugo que no quería perder en un estadio difícil y un chut de Moyano por otro de Marc Mateu para comenzar. El del Lugo fue más claro que el de casa a los 10 minutos: un disparo en el área que se iba por muy poco a la derecha. Volvía a probar el Huesca, esta vez por parte de Gerard Valentín en el 23, que ya había intentado fortuna sin acierto. El extremo conducía tras una contra y recortaba; Whalley, atento, atrapaba el cuero.

La banda derecha del Huesa contaba con importante actividad de la mano de Ratiu y Valentín, y esta vez fue Juan Carlos Real quien no atinaba un centro entre los tres palos. Turno entonces para el Lugo, previo choque de Pulido contra la valla que, definitivamente, terminaba únicamente en el impacto. Tampoco estos inquietaban la portería de Andrés, a excepción de la jugada inicial.

Reparto de fuerzas en El Alcoraz con un Huesca que no encontraba la fluidez necesaria para llegar a la portería de Whalley. Tampoco sufría, pero el Lugo podía jugar sus cartas y sorprender en cualquier momento. Y a punto estuvo de hacerlo de nuevo Moyano en el minuto 40 con un disparo lejano que nadie esperaba. Las armas de los gallegos son esas. Respuesta del Huesca tras un error de Neyder Lozano y un pase de Carrillo que no enganchaba bien Juan Carlos Real, lo que impedía lograr una ocasión clara para los del Cuco.

Descanso sin sorpresa en El Alcoraz, con un 0-0 donde las ocasiones, brillaron por su ausencia tras el comienzo del choque. Debía proponer cambios el conjunto de Ziganda tras una primera parte muy igualada, donde Valentín pudo adelantar a los de casa y Moyano a los lucenses. Todo quedaba por definir en el segundo asalto.

SEGUNDA PARTE INTENSA

Whalley tenía que emplearse a fondo tras un rebote al centrar un córner y evitar que El Alcoraz cantase gol. Nuevo saque de esquina para el Huesca y, esta vez sí, el “uy” se quedó escaso. Saque de esquina botado por Marc Mateu que remataba Pulido al fondo de la portería. Poco duraría la alegría porque el 1-0 no subiría al marcador; el central se había quitado a su marca de un empujón y el córner quedaba invalidado. En el siguiente, el arquero rechazaría.

La tristeza tampoco se extendería porque Gerard Valentín pondría un nuevo 1-0 en el marcador allá por el minuto 57. Sacó de banda Marc Mateu, no logró despejar la defensa del Lugo y, tras peinar Timor, Gerard Valentín adelantaría de cabeza a los locales. Se gustaba el Huesca y Andrei, tras varios quiebros, no acertaba en el remate en el minuto 57.

Pero a falta de media hora, todo se complicaría. Florian Miguel pegaba a Cuellar una patada que pasaba desapercibida para el árbitro, pero el VAR estaba ahí para echar el ojo a la jugada. Y ahí, tras la revisión, el colegiado decretaba la expulsión del lateral. Un disparo de Ze Ricardo se iba alto en el 65 y sacaría de puerta Andrés. Kante, Hashimoto y Vilarrasa buscarían la consistencia en los últimos minutos con 10.

Moyano se internó en el área dos minutos después, dio el pase para Barreiro, que pudo girarse y chutar. Andrés lograba evitar el gol, pero quedaba muerta para que Cuellar hiciese el 1-1. Poco sucedió a partir de entonces, aunque no daba el Huesca por perdido un partido de máxima tensión. Finalmente, y tras un susto morrocotudo en el 98 con disparo al larguero incluido, tablas en El Alcoraz.

LO MÁS VISTO