Rubén Pulido contra el Racing
El Huesca empató en casa y debe sumar un triunfo en Miranda. Foto: S.D. Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca supo amarrar un empate ante el Racing de Santander que no tuvo buen sabor, pero que sirvió para puntuar en un mal día. “Es una sensación agridulce, veníamos de un gran partido en Oviedo y queríamos cerrar la semana de tres partidos con tres puntos. Al final cuando no puedes ganar lo mejor es no perder, sumamos un puntito y ya nos centramos en el sábado». Esas son las impresiones de Rubén Pulido después del empate sin goles.

Son unas tablas que el equipo quiere hacer buenas en su próximo partido en Miranda de Ebro. Se van a enfrentar “a un equipo joven y dinámico”. “Jugamos fuera de casa y cualquier partido es complicado, pero vamos con mentalidad positiva y con ambición de llevarnos los tres puntos», ha señalado.

Asimismo, Pulido ha aseverado que la plantilla tiene muchas virtudes, así que es importante mantenerlas para continuar creciendo en el juego: «Somos un equipo que al rival le cuesta generar ocasiones. Queremos continuar en esa línea defensiva y a partir de ahí seguir sumando cosas», ha sostenido.

Una de las cualidades del conjunto azulgrana es la fiabilidad que tiene atrás, factor clave en la categoría. Y como nota aún más positiva, lo hace independientemente de quién ocupe el centro de la zaga. El equipo “se mantiene seguro con cualquiera que entre”. Por tanto, “toda la competencia que haya será mejor para el grupo y hará que suba el nivel».

Por último, el defensor ha destacado el grupo que forma el cuadro oscense Huesca. «Todo el que entra rinde, no se notan los cambios. El nivel y el ambiente en los entrenamientos es muy bueno para todo el equipo», ha sentenciado.

NOTICIAS DESTACADAS