El Huesca celebra un gol en El Alcoraz
Carrillo fue el autor del único gol contra Las Palmas | Foto: SD Huesca

El Alcoraz se ha abonado al sufrimiento. Eso sí, mientras sirva para sumar puntos parece que no es un inconveniente para la afición. Y es que el Huesca ha sumado tres contra el líder, Las Palmas, que venía invicto, y ya van siete partidos sin perder. Un tiro a puerta, un gol y victoria.

Los de Cuco Ziganda partían de inicio con las novedades de Jeremy Blasco, en el centro de la defensa, y Florian Miguel en el lateral. El francés, en su primer partido tras cumplir la sanción de dos encuentros después de ser expulsado contra el Lugo. Arriba se vio la dupla formada por Carrillo y Juan Carlos. Las Palmas, por cierto, con Sandro en la grada después de viajar y protagonizar la salsa rosa de la semana por su cláusula del miedo.

El primer acercamiento del Huesca llegó en una acción que sirve para explicar la primera mitad. Robo y balón largo de Ratiu a Gerard Valentín que se plantó dentro del área, explotando la profundidad de la banda derecha. Esperar y sorprender a la contra mientras Las Palmas llevaba el peso del partido. Los visitantes, como no podía ser de otra manera, con Jonathan Viera liderando las operaciones como enganche en el dibujo pero recibiendo por todo el campo.

Los altoaragoneses golpearon primero, antes del cuarto de hora de juego. Gerard Valentín se inventaba hasta cuatro regates para librar a la defensa isleña y poner un pase atrás a Carrillo dentro del área, que no falló para convertir su segundo gol de la temporada. Y de nuevo, al plan inicial. Antes de volcarse los canarios en la portería de Andrés Fernández, casi llega el segundo de penalti, con una patada de Álex Suárez a Florian. Eso sí, estaba en posición ilegal y la jugada quedaba invalidada.

Tocaba sufrir y así lo entendieron los de Ziganda. Más, cuando tienes delante a Viera iluminado. Lo intentaron por dentro y por fuera, pero sin claridad a la hora de la verdad. De hecho, Andrés no tuvo que intervenir y el marcador señalaba el 1-0 al término de los primeros 45 minutos.

SEGUNDA PARTE

Tras el descanso, mismos postulados. Dentro del orden y la pausa que trataban de no perder los azulgranas, un inspirado Juan Carlos y Gerard Valentín, siempre buscando a Carrillo, continuaron brillando en acciones individuales. Y como Las Palmas tampoco se queda corto en cuanto a nombres, el recién entrado Moleiro asumió un mayor protagonismo en busca del empate.

Otro revulsivo, Pejiño, tuvo la más clara de los amarillos hasta el momento. La pierna de Pulido evitó el empate, con Andrés prácticamente vencido. Acto seguido, era el guardameta quien sacaba una falta directa de Viera y otro balón colgado. Se vivía el momento de mayor ahogamiento en El Alcoraz, y por si fuera poco ingresaba al terreno de juego Vitolo.

Carrillo, autor del gol de la victoria, en una acción con Lemos | Foto: SD Huesca

Solo tenía una forma de respirar el Huesca y era con transiciones. En una de ellas, Kanté, que había entrado por el goleador Carrillo, mandaba por encima de la portería de Valles un centro de Ratiu. En su segundo movimiento, Ziganda dejaba más claras sus intenciones dando entrada a Tomeo y Timor por Juan Carlos y Gerard Valentín. Aguantar era sinónimo de puntos.

Asustaba, quién si no, Viera, con una falta directa y el navarro volvía a agitar el banquillo con Escriche y Villarrasa por Marc Mateu y Cristian Salvador. Pero seguía el acoso, con sendos disparos de Pejiño y Moleiro. Así continuó hasta el descuento, donde casi llega el empate.

Cuatro de añadido, el momento de mayor tensión y por ello el partido se cerró con expulsiones en los banquillos. Un asistente por parte de Las Palmas y Juan Villar en el Huesca. Pese a todo, otros tres puntos en la mochila.

LO MÁS VISTO