Joaquín contra el Sporting
El Huesca no pudo en casa contra el Sporting. Foto: S.D. Huesca

Logró la Sociedad Deportiva Huesca sumar un punto ante el Sporting de Gijón tras un 0-0 muy soso, clásico; con ocasiones reales muy contadas y 90 minutos aburridos. El cuadro de Cuco Ziganda firmó un partido de lo más igualado ante los asturianos, pero no deja buen sabor de boca. Los de Abelardo llevaban sin ganar en Liga desde hace más de un mes y los oscenses no pudieron aprovecharse de la crisis en El Alcoraz.

Volvía el Huesca a su feudo con ganas de degustar otra vez el sabor del triunfo. Andrés Fernández ocupaba la meta con Pulido y Blasco en el eje de la zaga. Las bandas eran para Ratiu y Florian Miguel. Más adelante, doble pivote con Kento y Cristian Salvador, mientras que la segunda línea la componían Soko, Juan Carlos y Marc Mateu. Arriba, Kevin Carlos se erigía como hombre gol. Por parte del Sporting, sus dos jugadores más peligrosos eran sus referencias en punta: Campuzano y el ex del Huesca Cristo. También formaba en los asturianos Pablo Insua.

Nada más comenzar se hizo un lío Pulido y a punto estuvo de aprovecharlo Campuzano. Después de un par de centros al área, en el minuto 7 pegaba Cristian Salvador desde la frontal y se marchaba ligeramente desviado en la primera ocasión seria del Huesca. Ya en el 12, era Soko quien emprendía una gran carrera para lanzar un zapatazo que iba a parar a la izquierda de Cuellar. Pero la más clara era de Kento. Marc Mateu lanzaba un córner directo a la cabeza del japonés en el minuto 24, pero el remate golpeaba en el larguero y se iba alto.

Sin duda era la Sociedad Deportiva quien mandaba sobre el verde, aunque no lo hiciese en el marcador. Eso sí, cuidado con el Sporting porque Aitor García también probaba a Andrés de lejos, que rechazaba correctamente. Pero, conforme fue pasando la primera mitad, los asturianos comenzaban a desplegarse y los balones llegaban a campo oscense, aunque fuese sin peligro. Esta situación llevó a que no hubiese grandes ocasiones hasta el descanso. 0-0, habría que esperar al segundo asalto.

SEGUNDA MITAD SOSA

Los primeros 15 minutos de la segunda mitad podrían definirse como un intercambio de golpes a base de centros laterales que nunca llegaban a buen puerto. Huesca y Sporting, Sporting y Huesca de lado a lado. Quizá la más clara fue en una de estas cuando Zarfino controlaba con el pecho y enviaba alto el balón precisamente en el 60. Después lo haría Juan Otero tras un recorte. También lo intentaría el Huesca, en el 69, cuando Cristian Salvador se animaba a probar, pero nuevamente lejos de anotar.

No estaba siendo precisamente el partido del siglo. Los disparos que podían llevar peligro eran rechazados por los defensas, y los que iban a puerta los detenían con facilidad los arqueros. Así sucedía con una chilena de Kento en el 84. Desde entonces, las disputas se sucedieron en el terreno de juego, con hasta cinco amarillas en los últimos cinco minutos. Pero de juego bien poco; el Huesca y el Sporting terminaron con un total de tres tiros a puerta entre los dos. Los de Ziganda suman un punto y se quitan de encima la visita de un rival duro, pero no aprovecharon su bajo estado tras un mes sin ganar.

LO MÁS VISTO