Jeremy Blasco pelea un balón
El Huesca se quedó con ganas de celebrar una victoria. Foto: S.D. Huesca

No atraviesa una buena racha la Sociedad Deportiva Huesca. Cayó eliminado en Copa, y después ha cosechado una derrota ante el Tenerife y un empate contra el Sporting. Tres semanas sin ganar tras las que, a pesar de todo, su míster, Cuco Ziganda, se encuentra optimista. Ve “brotes” en un equipo que no se cae defensivamente y cree que deben segur insistiendo en ese aspecto. Así es como mantienen el cerrojo en su feudo.

Con el empate ante los asturianos, los oscenses acumulan ocho jornadas sin perder en El Alcoraz. Desde el 21 de agosto, cuando cayeron ante el Cartagena, no se van de vacío en su estadio. Cierto es que no lograron la victoria ante el Sporting y cosecharon, en palabras de Ziganda, un empate “justo”. “Hemos tenido una buena primera parte, viendo a un equipo muy identificado con lo que hemos entrenado, pero ha faltado llegada. Pero se ha visto un equipo serio con balón”, valoraba al finalizar el choque.

También hubo tiempo para hablar de una segunda parte que no le gustó tanto. “No fuimos capaces de mantener el ritmo y perdimos esa buena continuidad”, declaró el técnico. Y de igual manera, el míster reconoció que faltó “pegada”, ya que “otros días con menos llegada se ha conseguido ganar”. Ahora bien, en términos generales, consideró que habían dado “un pasito adelante en varios aspectos”. Satisfecho tampoco se fue, y más teniendo en cuenta que viene un calendario difícil.

La próxima jornada toca visitar Ipurúa, donde el Eibar no puede fallar para seguir enganchado a los puestos de ascenso directo y a la promoción. En estos momentos, los vascos se ubican en la sexta plaza, y no se pueden permitir el lujo de patinar. Enfrente estará el Huesca para lograr un triunfo que le permita seguir en la zona alta peleando por entrar en el playoff de ascenso.

LO MÁS VISTO