Kento contra el Andorra
Los oscenses suman 27 puntos tras esta victoria. Foto: S.D. Huesca

Victoria celebradísima de la Sociedad Deportiva Huesca en El Alcoraz ante el Andorra. El sabor del triunfo volvió a instaurarse en una grada altoaragonesa que tuvo que sufrir y ganar de penalti al cuadro del Principado por 1-0. Juan Carlos Real anotó y, después, fue expulsado, igual que Vilá por los visitantes. Se terminó sufriendo, quizá demasiado, pero los tres puntos de oro se quedaron en casa para alcanzar los 27. La próxima parada es en La Romareda, donde los azulgranas llegarán en cuadro.

Volvía a los terrenos de juego este miércoles el Huesca con Andrés en portería; laterales para Ratiu y Florian Miguel y Jorge Pulido y Blasco en el centro de la defensa. Cristian Salvador y Kento Hashimoto se ubicaban en el doble pivote, mientras que los interiores eran para Joaquín e Ignasi Vilarrasa. Juan Carlos y Kanté buscarían el gol en punta de ataque. Por parte del Andorra, Álex Pastor o Carlos Martínez podían catalogarse como sus mejores jugadores.

Apenas habían pasado 20 segundos cuando Kanté se llevaba perfectamente un balón largo y se plantaba ante Nico Ratti, pero el meta andorrano rechazaba y enviaba a córner. Primer aviso aragonés y único en los primeros diez minutos de juego. Únicamente un par de centros sin rematador provocaron llegadas al área en este primer tramo. Ratiu tuvo otra tras una buena contra, pero su lanzamiento se fue muy escorado, confirmando que todavía iba a haber que esperar para ver ocasiones interesantes.

Qué tono más soso estaba cogiendo el cuadro y qué difícil empezaba a ser ver ocasiones reales. Poco a poco, los centros laterales sin rematador se fueron sucediendo, siempre sin crear peligro real. Pasaban así los minutos, donde apenas un disparo de Joaquín en el 43 tras una gran jugada individual era digno de señalar. Nada más hasta un descanso que debía servir al Huesca para tomar impulso ante el Andorra y sumar tres puntos vitales.

SEGUNDA PARTE DE TRIUNFO

Carlos Martínez, cuando apenas había transcurrido un minuto, tuvo la más clara de todo el partido para el Andorra. Balín preciso para la cabeza del centrocampista en el segundo palo, pero el remate, cuando se encontraba solo ante Andrés, lo enviaba fuera. El gol ya se estaba cantando en el banquillo visitante. Turno del Huesca. Esta vez, los altoaragoneses robaban y Juan Carlos se encontraba con el cuero en la frontal del área, pero su disparo se iba directamente fuera.

Sorpresa en el 53, porque Kanté no enganchaba en el 53 un pase de la muerte y, después, se producía un contacto con un defensa andorrano. El VAR llamaba al colegiado y este, tras una larga revisión, pitaba penalti en favor de los del Alcoraz y expulsaba por segunda amarilla a Martí Vilá. El propio Juan Carlos engañaba perfectamente y ponía el 1-0 en el marcador frente a los del Principado. Se ponía todo de cara y solo había que dominar frente a un cuadro con 10.

Acariciaba el segundo gol el cuadro del Cuco Ziganda. Joaquín por banda, Cristian Salvador en la sala de máqiuinas… se gustaba el Huesca y se notaba con confianza. Sin embargo, un tremendo choque entre Pau y Pulido terminaba con el capitán sangrando muy aparatosamente por toda la cara. No podía continuar el capitán y entraba su homónimo Rubén, que debería ocupar el centro de la zaga tras el accidente. Además, había que tener cuidado con un Andorra que no se amilanaba por verse con uno menos.

Vilarrasa volvió a tener la oportunidad de sentenciar, pero el pase de la muerte fue malo y lo rechazó la zaga del Principado de Andorra. Tampoco pudo hacerlo Cristian Salvador en un rechace allá por el 82, esperando no tener que pagarlo luego. De hecho, todo se ponía en contra, porque el goleador Juan Carlos hacía una entrada sin ningún tipo de sentido con los tacos por delante que le costaba la roja en el 88. No contento con ello, ocho minutos de añadido en El Alcoraz.

Se acercaba peligrosamente el Andorra. Sufría el Huesca a la hora de defender, dejando todo el cuero a su rival y buscando una contra. Lograba tener el 2-0 para sentenciar, con una inmensa jugada de Cristian Salvador, pero Juan Villar no remataba y no podía llevar la tranquilidad a la grada. Finalmente, tras casi diez minutos de añadido, triunfo merecido de unos locales que ya miran el choque en La Romareda.

LO MÁS VISTO