Marc Mateu celebra un gol con Timor
El Huesca quiere mantener su racha en casa ante el Albacete

Marc Mateu fue el primer jugador de la Sociedad Deportiva Huesca en comparecer este nuevo año y dejó claro que está totalmente recuperado. Atrás han quedado molestias y lesiones y ahora busca que en 2023 se mantenga la buena racha de resultados en casa y se corrija la que ofrecen lejos del Alcoraz. “Queremos mejorar fuera de casa nuestros números. Pero ahora nos centramos en El Alcoraz, porque sabemos que es muy importante mantener los que estamos consiguiendo, que no es poca cosa”, afirmó el azulgrana.

El jugador altoaragonés fue protagonista en la entrega de los juguetes recogidos durante la Navidad a favor de Cruz Blanca, en un acto celebrado en el supermercado Alcampo este martes. Y ahí, en el aspecto individual, Mateu puso como deseo ante el año que comienza, “intentar ayudar en el campo y ganarle al Albacete en casa”.

Si esto puede hacerlo es porque se encuentra ya recuperado de la lesión que le ha impedido participar desde le encuentro frente al Eibar. Ya está listo para entrar en la primera convocatoria tras Navidad, el próximo lunes con la visita del Albacete. “Estoy ya al 100% para lo que se me requiera, entrenando como uno más”.

No es solo Marc Mateu, sino que, la gran noticia para Ziganda, es tener la enfermería vacía en la vuelta tras el parón navideño. “Creo que es la mejor para todos, que estemos todos disponibles, y que todos veamos el peligro de poder salir del once en cualquier momento, o tener la oportunidad de entrar”, valoró el extremo ante esta circunstancia. También tuvo palabras para el Albacete. “Es un equipo atrevido, con mucha confianza, que mantiene las buenas vibraciones del ascenso, y que a mi me gusta ver”, apuntó.

Ahora bien, el Huesca tiene sus armas. “Me gusta que haya versatilidad en el dibujo, que vaya cambiando y que no siempre juegue la misma gente en la misma posición. Creo que eso nos hace más peligrosos”, añadió sobre la preparación del encuentro y las variantes a entrenar. Además, valoró el balón parado. “Lo trabajamos todas las semanas. Siempre hay una pizca de acierto, de suerte en el fallo del rival. Esos aspectos no nos están favoreciendo, pero por trabajo no será”, concluyó.

LO MÁS VISTO