Kanté durante la primera parte corre en el césped de El Alcoraz
Los oscenses estrenaban el año en El Alcoraz. Foto: S.D. Huesca

A estas alturas de la película ya se da por hecho que la Sociedad Deportiva Huesca no va a entretener, ni mucho menos divertir. Pero también que se le debe exigir mucho más que lo ofrecido en otro pobre partido de los altoaragoneses. Eso sí, sin perder. El Albacete fue superior, generó más, creó más, pero el choque acabó 1-1. Bien podía haber sido distinto con un penalti no señalado, clarísimo, de Pulido rozando el descuento.

Cuco Ziganda estrenaba el año en El Alcoraz con la intención de seguir con su portería inmaculada, recibiendo su último tanto en octubre. Lo hacía con Andrés; defensa de cuatro para Ratiu, Pulido, Blasco y Florian; línea de cuatro en medio con Timor y Tomeo en doble pivote y bandas para Joaquín Muñoz y Gerard Valentín; arriba, Juan Carlos y Kanté. Enfrente, un Albacete muy peligroso, máximo goleador de la categoría. Y el partido comenzó a un ritmo frenético.

Sobre todo por parte de los manchegos, entrando por la banda derecha ofensiva como cuchillo en mantequilla, especialmente por medio de Álvaro Rodríguez. También hacía de las suyas Fuster, teniendo la primera clara del partido en el 11 después de una serie de regates vistoso y una posterior definición que se estrellaba en el lateral de la red. Casi siempre partiendo desde Fuster, como cerebro, la pelota acababa en Maikel Mesa quien probaba un disparo que le salía demasiado centrado, fácil para Andrés. Sin ser un monólogo, pero el Albacete era muy superior.

Se despegaría desde entonces el dominio el Huesca, empezando a salir con más peligro y velocidad a la contra. Como Kanté, pero su disparo, flojo, centrado, fácil para el arquero visitante. O Florian, pasado el minuto 20, con una volea picada que cerca estuvo de superar a Bernabé. Se desdibujan los manchegos y mostraban debilidades atrás. En esta ocasión le tocaba el turno a Valentín tras un mal despeje visitante, pero peor era el intento de disparo del diestro con todo a favor. Eso sí, estaba siendo el mejor y más peligroso.

Pero volverían a aparecer los jugones del Albacete: Fuster y Riki Rodríguez. También Juanma García, obligando a Andrés a un paradón en el minuto 41 enviando la pelota a córner. Ahí se rompería la imbatibilidad local. Higinio, con una semivolea, batía a Andrés tras un rechace de la defensa, llevando un justo 0-1 al electrónico. Mal despeje de Blasco, centrado y blando, y peor actuación todavía de Florian perdiendo la marca.

SEGUNDA PARTE

Saldría como tendría que haber salido ya desde el inicio el Huesca. Y el empate llegaría pronto. Blasco aprovechaba un desajuste defensivo del Albacete tras gran centro de Joaquín para cabecear a las mallas. 1-1, minuto 47, y toda la segunda parte por delante. Metería carne en el asador poco después Ziganda viendo que, de nuevo, el Albacete crecía en el partido mientras el Huesca se basaba en el balón parado para acercarse a Bernabé.

Lo hacía con triple cambio: Timor, Joaquín y Kanté fuera para dar entrada a Hashimoto, Mateu Carrillo. Manu Fuster seguía siendo el mayor peligro visitante, aunque su disparo lejano en el 59 vagaba manso hasta las manos de Andrés. Más cerca estaría de sorprender, siempre él, en el 67. Eso sí, por fortuna para el Huesca no tenía la puntería afinada.

El mazazo para los oscenses llegaba en forma de lesión de Mateu nada más entrar prácticamente. Le sustituiría Manu Rico en el 76 por molestias en su gemelo derecho. No sentó bien el cambio a los locales. De hecho, el Albacete daba un paso adelante y cerca estuvo de desnivelar la balanza por medio de Ros, bloqueando bien la defensa. Eso sí, encomiable esfuerzo una y otra vez de Gerard Valentín por banda derecha, teniendo que ser sustituido completamente exhausto por Escriche en la recta final.

Llegaría el momento arbitraje. Clarísimo penalti de Pulido, en una torpeza del central, que el colegiado obviaba. Contra todo pronóstico porque las imágenes no admitían duda. También Andrés salvaría un disparo muy duro de Maikel Mesa casi en el descuento. Y así terminaba un choque con 1-1 en el que el Huesca había sido, a los puntos, inferior a su rival. De hecho, con un canto en los dientes se podían dar los de Ziganda tras no caer en El Alcoraz en el arranque de 2023.

LO MÁS VISTO