La S.D. Huesca ya prepara el próximo partido ante el Real Oviedo
Manu Rico confía en conseguir la victoria ante el Oviedo. Foto: sdhuesca.es

Tras el empate en Cartagena, la S.D. Huesca se prepara para el próximo choque en El Alcoraz ante el Oviedo. En la primer vuelta, los de Cuco Ziganda sufrieron en el Carlos Tartiere, pero consiguieron llevarse la victoria y sumar los tres puntos. El Huesca espera conseguir el primer triunfo del año consu afición, y así lo ha declarado Manu Rico ante los medios de comunicación: “Estamos tranquilos. Es el momento de dar un plus y de intentar mirar hacia arriba para alejarnos de la zona de abajo. Estamos trabajando para volver a ganar. A ver si este domingo lo podemos hacer en El Alcoraz”.

En el último partido ante el Cartagena, se vio a un Huesca poco acertado de cara a gol acrecentando las dudas sobre el ataque oscense: “Estamos intentando esforzarnos porque sabemos que es nuestro punto flojo. Nos está costando hacer goles y, sobre todo, desde esa solidez de dejar la portería a cero, debemos crecer”, ha confesado el canterano.

El último y único partido que ha ganado el equipo azulgrana fuera de casa fue contra su próximo rival, el Real Oviedo. A partir de ahí, el Huesca encadena siete encuentros sin conocer la victoria a domicilio: “Fuera nos está costando, pero en casa tenemos buenos números. Necesitamos que la afición esté con nosotros, que nos arropen e intentar sumar. Afrontamos todos los partidos igual. Sabemos el déficit que tenemos fuera de casa. Intentamos mejorar, pero no significa meternos más presión a la hora de jugar en casa”, explicaba Manu Rico.

“SOMOS CONSCIENTES DE QUE NO ESTÁ DESCARTADO NADA”

“Nos está avisando mucho de ver el partido de ida porque los primeros diez minutos apretaron mucho y casi nos hacen un par de goles. Debemos salir con ganas y metidos en el partido para que no nos ocurra lo que nos pasó ahí”, ha comentando Manu Rico sobre qué están trabajando con Cuco Ziganda para el siguiente duelo con el Oviedo.

Al técnico del conjunto oscense le gusta intentar hacer partícipe a todos sus jugadores, y lo ha demostrado desde que empezó la temporada cambiando de sistema en varias ocasiones: “Cuando el entrenador cuenta contigo, ves que todos tienen las mismas oportunidades. Entrar en el once depende de nosotros, de lo que enseñes al entrenador y de lo complicado que se lo pongas. Ojalá pueda jugar de inicio, pero eso es cosa del entrenador y yo intento ponérselo difícil para que también pueda ver en mí una opción para salir en el once. Quiero dar más porque sé que lo tengo, pero poco a poco. Es una plantilla larga y hay que disfrutar, aprovechar y aprender porque hay muchos jugadores que te ayudan, que te enseñan para mejorar”, ha manifestado el futbolista oscense.

A pesar de enlazar cuatro partidos sin ganar, el Huesca tiene la confianza de poder continuar peleando por los puestos de arriba, pero también saben que hay seguir sumando para no llevarse un susto a final de curso: “Tenemos que ser conscientes de que no está descartado nada ni hacia arriba ni hacia abajo. Debemos ir poco a poco y centrarnos en el domingo para intentar mirar hacia arriba, ya que si encadenas partidos sin ganar es peligroso”, ha concluido Manu Rico.

LO MÁS VISTO