CD Fuentes - Osasuna, primera eliminatoria Copa del Rey
El CD Fuentes en el estadio de San Miguel. Foto: Gobierno de Aragón. Twitter: @GobAragon

Fue bonito mientras duró. La ilusión en Fuentes de Ebro se ha vivido desde antes de comenzar el partido. El conjunto maño ha demostrado ser valiente y ha sido fiel a su estilo de juego. No se lo ha puesto nada fácil al rival en la primera parte y Osasuna ha tenido que trabajarse cada una de las oportunidades que ha tenido en el partido. La constancia y el trabajo de los de Iván Ballestero han tenido premio antes de llegar al descanso logrando empatar el partido, pero después de la reanudación, Osasuna ha sentenciado la eliminatoria sin dar ninguna esperanza al CD Fuentes.

Las ganas de disfrutar del partido que acumulaban durante toda la semana se hizo notar en los primeros minutos. El conjunto aragonés tuvo varias llegadas al área de Osasuna, pero sin encontrar portería. Todas los balones se quedaban cortos y los atacantes del Fuentes no podían finalizar con éxito las jugadas. Por su parte, Osasuna se acercaba tímidamente a la portería rival sin poner en gran peligro a los defensas locales.

Los primeros diez minutos era una presión constante del Fuentes. Jugando de tú a tú a los navarros y mostrándose valientes en su juego. Con el transcurso de los minutos, Osasuna fue aumentando la intensidad. Su primera ocasión clara llegaba con un cabezazo de Budimir tras un buen centro de Kike García, pero Borja León atajó el balón. El portero del CD Fuentes volvía a vestirse de héroe al reaccionar muy rápido en la línea de gol después de un remete a bocajarro de Roberto Torres. El empuje de Osasuna empezaba a notarse y el Fuentes se precipitaba en las jugadas combinativas, que poco a poco fue perdiendo protagonismo en el partido.

Tocaba sufrir en el estadio de San Miguel. Los de Iván Ballestero no tenían el balón y aguantaban los constantes centros por alto del equipo visitante. Osasuna aprovechó su físico para imponerse a su rival y buscaba el peligro en el segundo palo. A pesar del dinamismo del Fuentes, les costaba pasar del centro del campo y apenas se acercaban al área de Juan Pérez. A la media hora de partido, otro balón desde la izquierda para que Budimir fallara la ocasión más clara.

El conjunto de Arrasate no estaba afortunado en el remate. Otra oportunidad para adelantarse en el marcador, esta vez, en las botas de Rubén Peña que chuta desde fuera del área y Borja León captura la pelota sin problema. El ritmo de las llegadas de Osasuna era alto y no decaía. El Fuentes resistía, pero no pudieron evitar el gol antes del descanso. En un ataque por la banda derecha, Budimir deja pasar el balón para Draco Brasanac, que llega desde atrás disparando al segundo palo y el balón se cuela al fondo de la red.

Parecía que el sueño se había esfumado una vez que el equipo de Primera División marcara, pero el Fuentes, terminando la primera mitad como la había empezado, con su garra y corazón, anotó a la contra. Un balón a la salida de Borja León que llega a las botas de Requeno tras un recorte precioso remata a la salida del portero y ponía las tablas en el marcador. Fuentes de Ebro vibraba antes del descanso confiando en su equipo.

SEGUNDA PARTE

Arrancó la segunda mitad con Osasuna queriendo dominar el encuentro con sus centros por alto que tanto habían hecho sufrir al rival en los primeros 45 minutos. El Fuentes salió con la confianza del gol, pero sin esperarlo, Roberto Torres realiza un gran pase a Nacho Vidal que golpea según le llega la pelota y marcaba el segundo tanto para Osasuna. No reaccionaba el equipo aragonés y llegó la cruda realidad. No habían pasado ni diez minutos de la segunda parte y Kike García anotaba el tercer gol tras un disparo cruzado. 

La euforia del estadio de San Miguel se fue apagando poco a poco. De nuevo, tras un centro, la vía de ataque principal del equipo rojillo, Kike Barja pone el balón en el área para Kike García que remata y anota sin ningún problema, ya que estaba libre de marca, dejando la eliminatoria sentenciada a 20 minutos de la conclusión del partido. El Fuentes quería disfrutar los últimos momentos del sueño de la Copa del Rey y no continuaban fieles a su estilo de juego a pesar del resultado.

Con la charanga tocando de fondo, se iba terminando el partido en un ambiente de ilusión y fiesta de principio a fin. A pesar del saco de goles, el Fuentes finalizó el encuentro con su idea de juego y no bajando los brazos en ningún momento. Unos 90 minutos para recordar. Ha hecho dudar en el partido a Osasuna, que ha tenido que trabajar y ponerse serio para pasar a la siguiente ronda de la Copa del Rey.