El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y los hombres mayores de 79 años son los que se encuentran en mayor riesgo

La soledad, el verse apartados de la vida familiar y social o no sentirse útiles después de una vida de trabajo son situaciones habituales en las personas mayores que, a veces, pueden tener consecuencias muy graves. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y los hombres mayores de 79 años son los que se encuentran en mayor riesgo. En Aragón, constituyeron 19 de los 103 suicidios que se produjeron en 2020 y, en total, ese año 51 personas mayores de 60 años se quitaron la vida. Por ello, varias instituciones aragonesas han elaborado una guía práctica en prevención del suicidio en personas mayores y un díptico informativo que se repartirá a la población para informar, concienciar y, sobre todo, prevenir.

“Esta guía se ha preparado pensando en los familiares que cuidan a sus personas mayores, en los profesionales que cuidan desde los servicios de ayuda a domicilio o desde los centros de día, desde las residencias y también para ese perfil de profesional técnico sociosanitario”, ha explicado la asesora del IASS Ana Sánchez Fumanal. También ha indicado que no solo se hará llegar en papel a los centros de servicios sociales comarcales, a centros de día y residencias, sino que también estará disponible online para aquellos familiares que quieran consultarla.

Esta iniciativa también llegará a las 733 farmacias y 319 botiquines aragoneses, que repartirán 39.000 folletos además de formar a los farmacéuticos en prevención del suicidio en personas mayores. “Cada día pasan más de 80.000 aragoneses por las farmacias de nuestra comunidad, la mayoría personas mayores. Por eso los farmacéuticos somos los agentes sanitarios más cercanos a este grupo de edad”, ha remarcado la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Raquel García.

Tanto el díptico como la guía contienen información útil a la hora de identificar comportamientos que podrían suponer señales de alarma en las personas mayores, formas de tratar el suicidio, lugares a los que acudir en caso de necesitar ayuda, mitos y realidades en torno al suicidio y maneras de ayudar a que las personas mayores fortalezcan su salud mental. En este sentido, la psiquiatra Eugenia González ha querido remarcar la importancia de mantener actividades y fomentar los vínculos familiares de las personas mayores, “muchas veces la función que tenemos que hacer desde la salud mental es ayudar a la persona a que descubra que sigue teniendo proyectos y funciones de las que puede disfrutar”.

González también ha hecho hincapié en los pequeños cambios que las personas más cercanas a las personas mayores detectan y que pueden ser señales de que algo va mal, por lo que es importante que los familiares también consulten la guía. “Nosotros detectamos las cosas más gordas en el sentido de que son más evidentes, pero el entorno, a veces, lo que detecta es que le ha cambiado la cara, que le ha cambiado la mirada o que casi no habla”, ha indicado González, que también ha señalado la importancia de preguntar por su estado de ánimo.

Profesionales del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Aragón, del Servicio Aragonés de Salud, del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, del Ayuntamiento de Zaragoza, de la Dirección General de Salud Pública, de la Sociedad Aragonesa de Geriatría y Gerontología y de la Cruz Roja, han sido los encargados de elaborar los textos y las ilustraciones de esta guía.

LO MÁS VISTO