La labor de los voluntarios sigue siendo fundamental para muchos de los actos del Ayuntamiento de Zaragoza.

Los voluntarios de Zaragoza renuevan su imagen de cara a su Día Internacional

Los voluntarios de Zaragoza renovarán su imagen con un nuevo uniforme de color rojo y azul que estrenarán con motivo de la celebración de su día grande el 14 de junio. Como todos los años, el Auditorio acogerá mañana la gala del Día del Voluntariado con presencia del alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, una ocasión perfecta para ensalzar y agradecer la labor desinteresada que realizan todos los que integran el cuerpo de voluntariado de la capital aragonesa, creado en 2008 al calor de la Exposición Internacional. Durante la gala, el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, dará a conocer al padrino de este año, que será el capitán del Real Zaragoza, Alberto Zapater, quien sustituirá a su vez a los componentes del grupo de música Bvocal.

Con motivo de la efeméride, el Área de Participación del Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado el nuevo vestuario con el que se quiere renovar la imagen de los voluntarios, catorce años después del primer diseño. La presentación ha tenido lugar en la calle, donde habitualmente prestan su labor, y junto a uno de sus lugares simbólicos, la pasarela del Voluntariado en la avenida de Ranillas.
El nuevo vestuario, que ya lucían los voluntarios que han asistido a la presentación, mantiene el color rojo identificativo de la ciudad e incorpora el azul en sustitución del gris. Con estos tonos, se ha diseñado el chaleco y la gorra de los coordinadores. Además, se ha incorporado al vestuario un polo blanco de manga corta con el logo del Voluntariado, y se mantiene la bandolera roja que ya utilizaban.

El consejero de Participación, Javier Rodrigo, ha resaltado la “imprescindible” función que desempeñan los voluntarios, que en todas sus acciones demuestran que son la “cara más amable” de la ciudad, “de la que nos sentimos enormemente orgullosos”. Actualmente hay 4.440 inscritos en el registro, de los que la mitad están activos (2.118). “Son la cara amable de la ciudad”, ha asegurado Rodrigo, que ha alabado la capacidad de los voluntarios para “tratar bien a todos los visitantes, a los ciudadanos y a los zaragozanos en general”.

Rejuvenecer el cuerpo para seguir trabajando

Después de la pandemia, las colaboraciones se han recuperado y siguen aumentando con la incorporación de voluntarios cada vez más jóvenes. Con este objetivo, el Ayuntamiento ha realizado una campaña informativa en las calles y ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad de Zaragoza para que los estudiantes universitarios puedan colaborar con la Oficina de Voluntariado de Zaragoza en el desarrollo de las actividades y eventos, así como en la atención a las personas mayores.

De esta forma, el Área de Participación busca rejuvenecer el Cuerpo Municipal del Voluntariado, que cuenta con una media de edad alta, y fomentar entre los jóvenes esta práctica de servicio a la ciudad. Además, recientemente se ha renovado el Sello de Calidad del Cuerpo Europeo de Solidaridad para acceder a fondos europeos y participar en programas de voluntariado de la Unión Europea. En esta misma línea, y en coordinación con el Servicio de Juventud del Ayuntamiento, se ha firmado otro convenio con el Instituto de Juventud de España para fomentar el voluntariado en otros países europeos como una experiencia vital para los jóvenes de la ciudad.

“Hay muchos jóvenes quieren colaborar, pero no saben cómo hacerlo. Desde el Ayuntamiento les ofrecemos la posibilidad de ayudar de una manera fácil y adaptada a sus preferencias, ya que, en función de sus conocimientos y motivaciones, pueden colaborar en distintas tareas”, ha afirmado Rodrigo.

Selene Pacheco, una de las voluntarias que ha acudido a la presentación, es una mexicana que en apenas tres meses en Zaragoza ya ha participado en varios eventos en la ciudad. “Me fijé en los carteles y no dudé en apuntarme”, ha asegurado Pacheco, que se ha encargado de tareas de “organización de actos que incorporan a mucha gente, como la Jura de Bandera”. La recién incorporada voluntaria ha considerado que la ciudadanía sí que valora a los voluntarios “pero siempre hay que hacer algo por que se conozca nuestra labor”, que Pacheco ve como la de “un equipo con una fuerza enorme y ganas de ayudar”.

Formación en lengua de signos

Por otro lado, el Ayuntamiento de Zaragoza continúa impulsando la formación de los voluntarios con el objetivo de aportarles herramientas para que puedan realizar mejor sus funciones. En los dos últimos años, en colaboración con la Fundación CESTE, se han impartido cursos sobre inteligencia emocional y bienestar, atención al público, primeros auxilios, protocolo, competencias digitales o igualdad y atención a la diversidad, entre otros. Este año además se ha incorporado una nueva formación sobre lengua de signos en colaboración con la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, que ha tenido una gran acogida entre los voluntarios.

Por último, Rodrigo ha recordado que las colaboraciones de los voluntarios siguen aumentando al mismo tiempo que se recupera la actividad en la ciudad. Participan sobre todo en eventos deportivos y culturales, y en los paseos con los residentes de al Casa Amparo, además de en visitas escolares.

NOTICIAS DESTACADAS