Los mayores suelen sentirse más solos en el medio rural

Pese a que a día de hoy existen personas mayores que deciden vivir solas por voluntad propia, lo cierto es que hay un buen número de ellas que se enfrentan a la denominada soledad no deseada. En Aragón, las cifras apuntan a que de los 292.000 mayores, el 20% dicen encontrarse solos en su vida. Desde las administraciones apuntan a que debe establecerse un plan conjunto con el que combatir esta situación y revertirla. Por ello, si todo sigue según lo previsto, a principios de 2023, España podría contar con una Estrategia Nacional para hacer frente a esta situación.

Precisamente este viernes diferentes administraciones y entidades se han dado cita en la I Jornada del Observatorio Aragonés de la Soledad. Allí no solo se va a abordar esta problemática. También se van a poner en común diferentes acciones que ya se llevan a cabo en el día a día a nivel local. Y es que, tal y como ha apuntado el director general del Imserso, Luis Barriga, «a nivel estatal esta estrategia será una sistematización de lo existente». Esto quiere decir que «es en el territorio donde se están construyendo las alternativas». Por lo tanto, la misión a nivel nacional «tiene que ser impulsar, favorecer y hacer que la sociedad tome conciencia de la problemática«.

Según estos mismos datos, las personas se sienten más solas en el medio rural. Además, hay más mujeres que hombres viviendo una situación de soledad, si bien es cierto que también la viven mejor. En este aspecto, ha apuntado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, es importante diferenciar entre soledad y soledad no deseada. «Mayores que viven solos, hay muchos y no tienen ningún problema. Sin embargo, a esos mayores que viven solos hay que recomendarles que tienen que relacionarse. La soledad se combate con compañía. Puede que ahora estén bien, pero es muy recomendable que la gente no se encierre para no llegar a esa soledad no deseada», puntualiza.

ACCIONES CONCRETAS EN ARAGÓN

Actualmente, el Gobierno de Aragón tiene en marcha una serie de programas que pretenden combatir este problema. Entre ellos, el programa CuidArte permite detectar la soledad no deseada en los hogares. Por su parte, el Teléfono del Mayor ha recibido ya más de 2.000 llamadas. De ellas, más del 70% son de personas que solo quieren hablar.

Diferentes administraciones y entidades han participado en la I Jornadas del OAS

Sin embargo, la idea es continuar abordando este tema desde más perspectivas. «Vamos a poner en marcha el tema del voluntariado en los hogares. También hemos firmado un acuerdo para que el Sistema de Salud pueda detectar aquellos mayores que tienen un problema de soledad y relación. Es algo que ya se estaba llevando a cabo en muchos centros de salud. Ahora lo que se hace es dar instrucciones a los sanitarios para que recomienden asistir a los centros de mayores», ha concretado Broto.

OTROS PROGRAMAS

Dentro de esas acciones que se llevan a cabo a nivel regional o local, el lugarteniente del Justicia de Aragón ha puesto el foco en experiencias concretas de colaboración ciudadana. «Por ejemplo, desde la Policía Local de Pedrola, han implementado un servicio con el que una vez a la semana van a ver a todos los mayores que viven solos«, ha especificado. En este sentido, ha continuado, «las medidas son muchas, tenemos que ponerlas en común, porque todos aprenderemos de todos».

En Zaragoza, más allá de la asistencia o teleasistencia, también se han puesto en marcha fórmulas como «Nos gusta hablar». Esta iniciativa pretende favorecer espacios de encuentro y diálogo en los Centros de Convivencia y ya se ha trasladado también a otros municipios. Sin embargo, afirmaba el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, «falta mucho por hacer». Por ello, «todas las administraciones tenemos que ponernos de acuerdo, colaborar y mejorar los programas que ya se están poniendo en marcha».

NOTICIAS DESTACADAS