Alumnos de Atades cocinando
El Club Inclucina durará dos meses. Foto: Carlos Burillo

Mientras Alba cortaba el salmón a taquitos muy pequeños, Manuel se encargaba de la cebolla y lo hacía a lo grande, tanto que una de sus profesoras, Diana Rotegui, jefa de cocina del restaurante Quema, le decía que los trozos debían ser mucho más pequeños para hacer un tartar de salmón perfecto. Pero Manuel lo hacía lo mejor que podía teniendo en cuenta que esta noche juega el Real Zaragoza y que estaba muy nervioso. Aunque lo tenía muy claro «el Zaragoza va a ganar sí o sí». A su lado, Hugo se reía y le decía que no, que los de Carcedo no iban a meter «ni un gol», no como su Huesca que iba a triunfar. Un Huesca al que, por cierto, ha acogido este viernes como equipo de su corazón después de que el reconocido chef del Lillas Pastia, Carmelo Bosque, le dijera que era el mejor equipo del mundo. Y así, entre chascarrillos, ocho alumnos de Atades hacían suyos los fogones en la séptima edición del Club Inclucina este viernes.

En el aula de cocina del Colegio de Educación Especial Atades- San Martín de Porres, los cuchillos, los platos y los tenedores iban y venían. Y ataviados cada uno con un delantal, los ochos alumnos, de entre 18 y 21 años, atendían a la explicación de los profesores. Las monitoras «alucinaban» con lo bien que se estaban portando y es que era un acontecimiento especial pues a todos les encantaba cocinar.

Nastya sonreía un poco preocupada de que las algas se pudieran comer y Santiago, Manuel y los demás no dejaban ni una miga del cucurucho de tartar de salmón que habían elaborado. Eso sí, siempre teniendo en consideración a los medios de comunicación a los que han ofrecido gustosamente el suculento manjar. Tanto el chef del restaurante Lillas Pastia (con una Estrella Michelin), Carmelo Bosque, como la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez, y Antonio Rodríguez, presidente de Atades, han disfrutado de lo lindo con los ocho chavales. Como para no hacerlo con tanta sonrisa y emoción en una misma cocina.

Hoy ha tocado tartar de salmón, pero durante los próximos dos meses los alumnos del Club Inclucina prepararán cada día una receta distinta acompañados de chefs de renombre como Paco Roncero, Mario Sandoval, Ramses González y el propio Carmelo Bosque. Además, los ocho chavales podrán ver en Alex Giménez, cocinero malagueño con síndrome de Down, un referente y es que la mayoría de los que llenaban hoy la cocina tenían el claro objetivo de convertirte en exitosísimos chefs. Además, esta séptima edición llevará a los alumnos de Atades por primera vez a Madrid para seguir aprendiendo mucho más de cocina.

Utilizando el delantal como servilleta y manchándose mucho las manos (ya se sabe que los grandes cocineros lo hacen así) los ochos jóvenes reían y se emocionaban entre cebolla, pepinillos y salmón. Unos solo esperaban salir en la televisión para que sus padres los viesen triunfar y otros pensaban en la cara que pondría su familia al probar ese cucurucho de salmón que les iban a llevar en un tupper. Un cucurucho al que algunos le habrían puesto una buena cantidad de nata y chocolate, pero eso de la cocina innovadora ya se verá más adelante.

UN PROYECTO DE SOLIDARIDAD E INCLUSIÓN

«Este es uno de los proyectos más bonitos que tenemos en la Dirección General de Turismo. A mí me gustan muchísimo los jóvenes, jóvenes que además son tan partícipes y que tienen tanta ilusión por crear. Este proyecto lo que hace es dar visibilidad a una diversidad y estos jóvenes con su diversidad demuestran que son capaces de hacer muchas cosas y ese nivel competencial que ellos tienen lo demuestran en estos talleres tan hermosos», ha reconocido la directora general de Turismo, Gloria Pérez.

A su lado, Carmelo Bosque los miraba con ilusión y aseguraba que la espontaneidad de los jóvenes era un valor importante. «Te dicen lo que piensan sin tapujos y eso es genial porque es otro modo de trabajo completamente diferente». Así, hoy el tartar de salmón y las algas se volvían inclusivas y solidarias de la mano de ocho grandísimos chefs que lo han llenado todo con su sonrisa e ilusión.

LA GRAN GALA INCLUCINA

Esta VII edición de los talleres del Club Inclucina concluirá con la ya tradicional celebración de la VII Gala del Club Inclucina. La gala tendrá lugar el día 19 de diciembre en el Teatro de las Esquinas y los alumnos de Atades cocinarán en directo, junto a los reputados chefs, mostrando el aprendizaje y reivindicando públicamente la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad intelectual.