El lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, durante su intervención
La Oficina de la Infancia y Adolescencia defenderá los derechos de los niños de Aragón y velará por su bienestar

Hay un dicho africano que dice que para educar bien a un niño se necesita una tribu y, para todos aquellos que trabajan por la infancia en el Justicia de Aragón, lo mismo sucede a la hora de defender sus derechos y procurar su bienestar. Por ello, y aprovechando la celebración del Día Mundial de la Infancia el próximo 20 de noviembre, han puesto en marcha la Oficina de la Infancia y Adolescencia.

El lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, ha destacado el compromiso del Justicia Dolado con la infancia y la protección de sus derechos, algo que ya dejó claro en su toma de posesión en abril de 2018. Durante estos cuatro años de mandato se han realizado diversas actuaciones para defender a los niños aragoneses y cumplir el objetivo de crear esta Oficina de la Infancia y Adolescencia. Así, esta entidad se convierte a partir de hoy en una «Defensoría del menor en Aragón» con cinco competencias básicas: la defensa de los derechos de la infancia y la adolescencia; velar por el respeto de la legislación vigente en materia de protección de los niños; proponer medidas para mejorar su bienestar; promover la información de sus derechos para favorecer su cumplimiento y requerir a las administraciones el cumplimiento efectivo de los derechos.

De esta manera, la Oficina se convierte en una medida que «va más allá de las quejas presentadas y de la actuación en la materia del Gobierno de Aragón, dando visibilidad a otras actuaciones en materia de infancia realizadas por otras administraciones y entidades dedicadas a la infancia», ha señalado Hernández. Optando así por un enfoque «nuevo y más amplio que el actual», ha concluido el lugarteniente.

El asesor responsable del Departamento de Menores del Justicia de Aragón, Andrés Esteban, se ha encargado de explicar las líneas de actuación de esta Oficina, que se llevarán a cabo en coordinación y colaboración con el resto de áreas de la Institución. Principalmente se defenderán los derechos de los niños mediante la tramitación de los expedientes relativos a la aplicación de derechos en su vida y se podrá actuar de oficio ante su posible vulneración. También se continuará elaborando el «Informe anual del Justicia sobre Infancia y Adolescencia en Aragón», que ha cobrado más importancia en los últimos años.

La Oficina pondrá el foco en la comunicación directa con niños y adolescentes, haciéndoles partícipes de los procesos que tengan que ver con sus derechos. Para ello se establecerán canales de comunicación directa o mediante representación, facilitando el acceso al Justicia de Aragón; se escuchará a los órganos de participación colectiva de la infancia en Aragón y se promoverán espacios de encuentro, intercambio de ideas y experiencias entre los profesionales que tratan día a día con las situaciones y problemas que viven los niños y adolescentes aragoneses.

Dentro del espíritu colaborativo de esta Oficina, también se buscará mantener un diálogo y una colaboración constantes con las administraciones aragonesas con competencias en el ámbito de infancia y adolescencia, así como fiscalías de menores, fuerzas de seguridad y entidades sociales. Además, se participará en redes de defensa de los derechos de la infancia como la Red Europea de Defensores de la Infancia o la Red de Niñez e Infancia de Niñez y adolescencia de la Federación Iberoamericana de Ombudsman.

COLABORACIÓN CON OTRAS DEFENSORÍAS

Hernández también señalado en su intervención que “la OIA del Justicia quiere consolidarse, y si es posible crecer, y para ello queremos aprender de las experiencias que nuestras defensorías hermanas han acumulado en su actuar a lo largo de ya muchos años”. Por ello, se ha organizado una mesa redonda con la adjunta para los Derechos de la Infancia y Adolescencia del Síndic de Greuges de Cataluña, María Jesús Larios; el adjunto segundo del Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana, Carlos Castillo; la responsable de la Oficina de la Infancia y Adolescencia del Ararteko, Elena Ayarza, y la asesora responsable de Infancia y Adolescencia del Defensor del Pueblo Andaluz, María Teresa Salces.

Todos ellos han destacado la importancia de trabajar con los niños para asegurar su bienestar. Especialmente Larios ha destacado la necesidad «señalar lo que no funciona y lo que vulnera derechos de los niños y las niñas y proponer cambios«. Además, ha añadido que todos pertenecen a instituciones «que deben molestar, si no molestamos a las administraciones, a los responsables, no estamos realmente cumpliendo nuestra función». Sin embargo, según Larios, también deben «colaborar con la Administración en el diseño de las políticas» para abordar algunas problemáticas e impulsar actuaciones y protocolos.

LO MÁS VISTO