Inicio de la gala de los Premios Horeca 2022
Del 27 de octubre al 20 de noviembre un jurado especializado visitó los 35 restaurantes participantes en esta edición

La música en el sonar y el aceite en el paladar, dicen los viejos refranes. Pero en Horeca decidieron que, este año, música y comida debían mezclarse en el XXIII Certamen de Restaurantes de Zaragoza. Una melodía gastronómica en la que han participado establecimientos de toda la provincia y que esta noche ha revelado quienes son los grandes maestros de los fogones.

Un centenar de invitados del sector han cambiado sus fogones por los cómodos asientos de la sala Luis Galve del Auditorio, listos para disfrutar de su noche. El presidente de Horeca, José María Lasheras, ha señalado que este «es el gran evento de los restaurantes de Zaragoza”. Un concurso que “cada año es más difícil y cada año hay más nivel, han trabajado mucho, hay mucho nivel de gastronomía peo sobre todo utilizando productos de Aragón”. Y es que el jurado lo ha tenido difícil, tanto que “se ha duplicado algún premio porque estaban muy ajustadas las puntuaciones”, ha concluido el presidente.

Del 27 de octubre al 20 de noviembre un jurado especializado, formado por profesionales de la hostelería, el turismo y la industria agroalimentaria, visitó los 35 restaurantes participantes en esta edición. Tras nueve días de deliberación, los profesionales estaban listos para dar su veredicto, que ha dado el pódium al restaurante Aragonia Palafox, el más reconocido de la noche al llevarse dos premios bajo el brazo, el de mejor restaurante de hotel y el de «Aragón, Alimentos Nobles».

La Clandestina y el restaurante Río Piedra han obtenido el galardón al mejor menú de 35 euros, mientras que La Bodega de Chema y Montal se han alzado con el premio al mejor menú de 55 euros.

Además, el Castillo de Bonavía se ha llevado el título al mejor restaurante de la provincia de Zaragoza; El Foro fue reconocido por el mejor maridaje con cervezas Ambar; el restaurante El Cachirulo por el de mejor servicio de sala y el restaurante Gayarre con el de mejor plato vegetariano.

Las dos menciones especiales se las llevó a El Rincón de Sas, por su reivindicación de un producto humilde, y también Mas Torres, por la puesta en escena.

LA JOTA, MUY PRESENTE

La gala ha contado con unos invitados muy especiales, Beatriz Bernad y Nacho del Río, que han realizado un espectáculo de baile bajo la dirección musical de Sergio Aso. Una actuación con dos referentes de la jota y del talento aragonés con la que Horeca Restaurantes Zaragoza quiere mostrar su apoyo a la candidatura de la Jota como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El Ayuntamiento de Zaragoza también ha querido mostrar su apoyo a la restauración zaragozana. La vicealcaldesa, Sara Fernández, ha destacado que los profesionales de la hostelería “son un buque insignia de nuestro sector turístico y, por tanto, muy importante a nivel de actividad económica y queremos apoyarles también en esta vuelta a la normalidad con estas iniciativas”. Por ello, ha dicho Fernández, “desde el Ayuntamiento siempre hemos estado del lado de la hostelería, uno de los sectores que peor lo ha pasado con la pandemia, desde diferentes áreas”.

LO MÁS VISTO