Jornada celebrada en la Cámara de Comercio
El sindicato Satse reclama más medios y formación para hacer frente a la violencia de género

Prevención, concienciación y educación” para prevenir la violencia contra la mujer. También desde el ámbito sanitario y más concretamente en enfermería, una de las modalidades más cercanas a la población y desde la que se pueden detectar conductas que desemboquen en estas situaciones. En torno a esas premisas giran las demandas del sindicato Satse en Aragón, que reclama además la creación de una nueva figura como la “enfermera escolar”, para trabajar ya desde los centros educativos.

Así lo han expresado este martes en unas jornadas celebradas en la Cámara de Comercio de Zaragoza bajo el lema “Enfermería ante la violencia contra la mujer” y que reúnen a cerca de 200 personas. En representación del sindicato, han participado la secretaria general en Aragón, María Cruz Oliván, y el presidente, Manuel Cascos. Les ha acompañado la consejera de Sanidad de la DGA, Sira Repollés.

La responsable sanitaria ha destacado que es “importante poner la violencia contra la mujer en la agenda social y política”, especialmente si se trata de “las acciones que tienen que ver con la sanidad”. La violencia de género, ha subrayado, “es un problema de salud pública de primer orden”, y que además tiene repercusiones en la sociedad, pero también en el ámbito sanitario. Los casos que trascienden, son para Repollés solamente “la punta del iceberg”, bajo el que se necesita a su juicio un trabajo previo, fundamentalmente para prevenir, en el que puede tener un papel destacado la enfermería.

MÁS MEDIOS

No obstante, desde Satse, además de esa figura de la “enfermera escolar”, reivindican más medios para combatir esta “importante lacra”. “Pueden ser suficientes las herramientas, pero no las enfermeras. Es imposible atender a cada mujer el tiempo que necesita”, ha reiterado Oliván.

En las jornadas, la secretaria general se ha referido también al “exceso horario” que, asegura, sufren los profesionales de enfermería, y que se puede agravar en el mes de diciembre. “No ha habido respuesta y la situación sigue igual, o peor, estamos apunto de iniciar diciembre, y esas profesionales no saben todavía cómo van a tener que organizar las vacaciones de Navidad, ni si van a poder disfrutar de los descansos que les corresponden”, ha añadido Oliván.

LO MÁS VISTO