El espacio La Rotonda, del Gran Hotel de Zaragoza, ha sido el escenario elegido por Mos nos une este año para su tienda efímera

“Hemos estado dos años sin poder presentar los artículos navideños de forma presencial, así que teníamos muchas ganas de esta tienda efímera. Nuestros clientes también, y eso se nota: está siendo un éxito y superando las expectativas”, valora Teresa Muntadas, directora de la Fundación Cedes, impulsora de la firma de joyería y decoración Mos nos une, que este martes 29 de noviembre ha instalado en el Gran Hotel de Zaragoza su punto de venta físico.

La tienda de Navidad de Mos es una cita clave para la marca, que, dos veces al año, se encuentra con su público de forma presencial (el resto del tiempo, sus diseños se pueden adquirir a través de su tienda online), si bien en 2020 y 2021 no pudo organizar su pop up store a causa de la pandemia.

El espacio La Rotonda, del Gran Hotel de Zaragoza, ha sido el escenario elegido por Mos nos une este año para su tienda efímera, abierta de 11.00 a 20.00 horas. Varias mesas, repartidas por toda la sala, presentaban los diseños más icónicos de la marca: desde sus pendientes hasta sus capazos o sus cuadernos.

Pero, sin duda, la categoría reina de la jornada ha sido la decoración navideña. Los árboles de cerámica, disponibles en diversos tamaños y perfectos para iluminar cualquier estancia con una vela en su base, han sido las piezas estrella, con permiso de los adornos minimalistas para árboles de Navidad que también forman parte de la colección de esta temporada.

A la venta estaban, también, los artículos de mesa de Mos nos une, que han sido seleccionados por diversos restaurantes del litoral mediterráneo para formar parte de su menaje. Una muestra del carácter nacional de la marca, que, “nacida con un espíritu de territorio y de poner en valor la artesanía local”, como recuerda Muntadas, conquista en todo el país.

UN PROYECTO DE ALMA SOCIAL E INCLUSIVA

Mos nos une es una firma de carácter social e inclusivo y su finalidad es contribuir a financiar los proyectos de la Fundación Cedes, centrada en atención a personas con discapacidad intelectual y autismo. Los artesanos que elaboran las piezas son usuarios y usuarias de los Centros Ocupacional y de Empleo de Fundación Cedes, en colaboración con las diseñadoras y ceramistas Sara Monge y Yanka Mikhailova, cuyo talento creativo está presente en cada artículo.

Ese mismo espíritu inclusivo y social forma parte del ambiente que se respiraba en la tienda navideña de la marca este martes: reencuentros, implicación en el proyecto y aprecio por el delicado trabajo que hay detrás de cada colección. Los artículos de la enseña, cuya presentación siempre rezuma atención al detalle, han salido del Gran Hotel empaquetados en las características bolsas azules y blancas de Mos nos une, convertidos en regalos navideños, detalles de amigo invisible y singulares piezas decorativas.

LO MÁS VISTO