Cinco tramos repartidos por la red viaria aragonesa se ven afectados durante la mañana de este lunes por fenómenos meteorológicos adversos

Cinco tramos repartidos por la red viaria aragonesa se ven afectados durante la mañana de este lunes por fenómenos meteorológicos adversos que condicionan la circulación: dos por nieve, dos por niebla y uno por heladas.

En el Pirineo, la circulación es irregular en la A-135 (Broto-Torla) por placas de hielo acumuladas en el firme a la altura del kilómetro 4 y en ambos sentidos. También se registran fuertes dificultades de circulación en la A-2617 (Benasque-Cerler) desde el kilómetro 5 al 12 y en ambos sentidos. Por ello, la DGT prohíbe la subida a Cerler de camiones y autobuses, y es obligatorio el uso de cadenas en los coches.

En el Bajo Cinca, tanto la N-II como la AP-2 registran condiciones de visibilidad reducida debido a densos bancos de niebla entre las localidades de Peñalba y Miralsot en ambos sentidos. Se recomienda extremar la precaución.

En cuanto a la Sierra de Albarracín, una nevada caída durante la noche dificulta la circulación en la TE-V-9031 (Noguera-Bronchales) a la altura del kilómetro 7 y en ambos sentidos.

LO MÁS VISTO