El concierto de ayer, sin duda, fue inclusivo y de una gran calidad tanto artística como humana

El salón Aragón de Ibercaja Patio de la Infanta recibió con aforo completo el concierto de la Escuela Gospel de Zaragoza para colaborar con el Colegio San Germán de la Fundación Aspace. El repertorio y las potentes voces de las alumnas de la escuela que dirige la reconocida cantante Alizia Romero hicieron que el evento fuera una auténtica celebración. Y había sobrados motivos, porque el reto se consiguió con creces, y los más de 5.250 euros recaudados permitirán adquirir, gracias también a la colaboración del centro ortopédico de Enrique Huertas, las dos tronas terapéuticas posturales y modulares que Aspace Zaragoza quería conseguir para sus alumnos del colegio de educación especial.

“Me siento bien si tu cantas” fue el lema del concierto, que emocionó e hizo bailar en sus asientos al público y, por supuesto, corear canciones tan optimistas como “A happy day”. Porque, como dijo la gerente de Aspace, Mónica Iglesias, en su discurso de bienvenida y agradecimientos, “las personas con parálisis cerebral tienen unas necesidades de apoyo muy especiales, 24 horas y los 365 días del año, y las ayudas técnicas necesarias tienen unos costes económicos desorbitados que nos llevan a poner en marcha iniciativas como estas”.

Y por eso, los agradecimientos y las felicitaciones despertaron muchos aplausos para todos los colaboradores que han hecho posible este reto tan importante. Ovación especial para Elma, alumna de la Escuela de Gospel, y José Carlos, ambos los papás de unos de los alumnos del colegio y promotores de esta iniciativa. Y también mención especial para la implicación destacada de la directora del Colegio San Germán de Aspace, Raquel Rabanaque, para hacer posible el evento.

Las familias y el gran equipo de trabajadores del centro también fueron protagonistas de los emotivos reconocimientos brindados en el concierto, y por supuesto, la Escuela Gospel de Zaragoza y Alizia Romero, por su solidaridad y su brillante actuación.

Junto a ellos, agradecimientos especiales para los patrocinadores que se sumaron a la causa y colaboradores habituales de Aspace Zaragoza, como Fundación Ibercaja, Optima Estudio, Meli Melo, Dolce Catering y Voga Estilistas, así como a la periodista y coach Patricia Navarro, que condujo el evento poniendo en valor el trabajo de la fundación dedicada para mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral y sus familias.

El evento contó además con presencias destacadas, como la de la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández, y representantes de la Consejería de Derechos Humanos y Ciudanía del Gobierno de Aragón, como Yolanda Bueno, entre otras. Por eso, el evento también sirvió para poner en foco en una reivindicación que fue expresada por Mónica Iglesias: “la necesidad de que las personas con parálisis cerebral tienen los mismos derechos que cualquier ciudadano. Que la cultura: teatros, cines, palacios de congresos adapten sus espacios a personas con movilidad reducida de una manera igualitaria al resto de los ciudadanos debería de ser una realidad. Todos tenemos derecho a un ocio de calidad e inclusivo”.

El concierto de ayer, sin duda, fue inclusivo y de una gran calidad tanto artística como humana. Y dado el éxito de la iniciativa, la fundación mantendrá abierta hasta después de las fiestas de Navidad la “Fila 0”, a la que se puede acceder a través de la web de aspacezaragoza.org para intentar conseguir una tercera trona terapéutica.

LO MÁS VISTO