Administración 77 de Pedro María Ric nº 14 de Zaragoza
El 29.000 es el número al que este año han llamado "el feo"

Se dice que 2022 ha sido el año del fuego y es que la temporada de incendios forestales en nuestro país ha llegado a alcanzar las peores cifras del siglo; un problema que, además, ha afectado especialmente a Aragón. Conscientes de que los incendios no solo han arrasado hectáreas sino también muchas vidas, Javier Alonso y su familia, que regentan una Administración de lotería del centro de Zaragoza, donarán un décimo de la lotería de Navidad de este año a los municipios afectados.

Este donativo se ha convertido ya en tradición para la Administración 77 de Pedro María Ric nº 14 de Zaragoza. Todo empezó el año pasado, cuando a la pequeña de la familia, Jana, se le ocurrió a sus 9 años que quizá podían ayudar a todos aquellos que habían sufrido el desastre de las riadas. Así, acordaron regalar el 77.264 a los afectados, pero también repartieron, de forma aleatoria, 10 décimos entre los clientes que acudieron comprar lotería el 21 de diciembre.

Esta vez, el número donado irá para los perjudicados por los incendios. “A lo largo de 2022 hemos hecho varios viajes a Madrid. Pasábamos por la carretera y se veía todo desolado”, cuenta Javier Alonso. Oyeron a la gente decir que lo había perdido todo, “ya no solo sus trabajos sino incluso sus casas”, explica el propietario, que admite que, además, la familia tiene conocidos en Ateca. “Fue un verano muy difícil para la localidad y nos tocaba todavía más de cerca”, reconoce. Se vieron reflejados y pensaron “No nos ha pasado, pero ¿y sí nos pasara?”. Por eso decidieron colaborar: “No va a servir de mucho, pero una ayuda nunca viene mal”, añade.

En esta ocasión, el número elegido es muy diferente, el 29.000, “uno de esos números que nadie suele comprar y luego van y tocan”, bromea Alonso. El propietario admite que “la gente no lo quería ni ver y, de tanto llamarlo ‘El feo’, nos terminó haciendo gracia”.

Javier, en su Administración

Por tanto, si ese 29.000 es alguno de los 5 grandes premiados en la Lotería de Navidad, el dinero se repartirá entre varios municipios. “Si toca un primer premio, lo repartiremos entre más localidades, mientras que, si es un quinto, habrá que donarlo entre unas pocas, las que más se vieron afectadas”, explica el propietario.

Además, Alonso celebra que “la venta va mejor este año, aunque la gente está un poquito ahogada con la subida de los precios de la luz”. Para agradecerles que “a pesar de todo siguen viniendo”, la familia ha querido dar a sus clientes “un poquito de oxígeno” repitiendo también el regalo aleatorio de 10 décimos.

Así, a última hora de esta noche se publicarán en las redes sociales de la Administración números aleatorios entre el 0 y el 800, por lo que los 800 primeros clientes que se acerquen este 21 de diciembre a la ventanilla podrán tener suerte. El año pasado no la hubo, pero este “ojalá que sí”, añade Alonso. Entre 100.000 números es complicado, “pero más complicado es si no se juega”, concluye.

LO MÁS VISTO