Imagen del albergue
Las entidades sociales repartirán menús especiales. Foto: Ayto de Zaragoza

La ilusión, los entremeses y los abrazos adornan las mesas de los hogares en la cena de este 24 de diciembre. Sin embargo, no todas las familias de disponen de los recursos necesarios para poder disfrutar al máximo de la Nochebuena. Varias entidades sociales como organizaciones, residencias o albergues en todo Aragón organizan y preparan comidas para hacer que todo el mundo viva unas navidades especiales. Así se demuestra que la solidaridad aragonesa no tiene límites.

Entremeses, cardo con almendras, bacalao con sala de pimientos del piquillo y polvorones, turrón y tarta. En el Albergue de Zaragoza todo está ya listo para que 130 personas disfruten de un menú especial de Nochebuena. Este será el mismo que coman los residentes de la Casa de Amparo que este año luce más especial que nunca tras dos años sin su tradicional Belén. «Es un momento muy especial porque tanto los residentes de la Casa Amparo como las personas sin hogar del Albergue pueden compartir y estar juntos ya que uno de los grandes problemas de estas personas es la soledad», cuenta el consejero de Acción Social y Familias del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén.

Además, en esta noche mágica y llena de solidaridad, LaLiga repartirá 500 mantas térmicas y tarjetas de alimentación para población vulnerable. Las mantas se distribuirán a través del propio Albergue Municipal y de entidades sociales como El Refugio o la Fundación San Blas. Por otro lado, las tarjetas de alimentación permitirán que usuarios de entidades sociales como Cruz Roja, Hijas de la Caridad o Parroquia del Carmen puedan acceder a una «cena más especial».

Una velada muy especial pasarán también los residentes de la Residencia de Mayores Rey Ardid de Huesca. Con el espumillón, las estrellas de purpurina y la decoración que ellos mismos colocaron, ya se van aclarando las gargantas para el recital de villancicos que tendrá lugar tras la cena especial. «Lo que pretendemos es que sientan la residencia como su hogar en una noche tan especial. Hay algunos residentes que ya están perfectamente integrados y que se lo pasan genial y otros que en estas fechas que son un poco melancólicas tienen un sentimiento más de tristeza y por eso procuramos que estén en contacto con sus familias, con videolamadas o llamadas», cuenta Sonia Fernández, directora de la residencia.

Otra de las entidades que hará que las personas vulnerables pasen una noche más especial es Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín. Su director, Juan Marco, tiene muy claro que la esencia de la Navidad es el calor y la compañía de los seres queridos. Es por eso por lo que prepararán menús para llevar que la gente sin recursos pueda disfrutar en el calor de sus hogares.

Cardo con salsa de almendras, merluza y dulces navideños componen este menú pensado en las familias con niños pequeños. «Es una noche especial y los voluntarios harán este menú para que aquellos que no pueden permitírselo lo disfruten todos juntos en sus casas«, ha relatado el director de Cáritas Diocesana de Teruel y Albarracín.

LO MÁS VISTO