regalos solidarios cruz roja y fundación carreras
Cruz Roja ha citado a 200 familias vulnerables para repartir juguetes educativos a los niños de entre once y dieciséis años

No hay nada más entrañable que la sonrisa de un niño al desenvolver un regalo, ya sea por su cumpleaños o porque Papá Noel o los Reyes Magos se lo hayan dejado debajo del árbol. Esta tan solo es una de las razones por las que todos los niños deberían poder disfrutar de juguetes nuevos en las fechas navideñas y, para ello, Cruz Roja y la Fundación Carreras se han unido para repartir juguetes educativos entre los niños de entre 11 y 16 años de familias vulnerables.

A la sala repleta de juegos de mesa, raquetas, drones y pelotas ha acudido Johanna, una madre de tres niños de cinco, nueve y quince años. “La Cruz Roja nos ha llamado para entregar juguetes a los niños. Vengo por el de quince, que era el que me faltaba”, ha contado emocionada mostrando su agradecimiento a la organización. “He optado por juegos más creativos y artísticos porque está más grande”. A su lado, observando las cartas del Uno y las pistas del Cluedo, se encontraba una mujer llegada desde Ucrania. Aunque apenas hablaba español, transmitía la importancia que todos y cada uno de sus cinco hijos recibiesen regalos esta Navidad. “Estos regalos son para los dos mayores”, chapurreaba.

Los padres de estos menores son los encargados de escoger de dos a tres juguetes para regalarles en el día de los Reyes Magos

Ellas son tan solo dos de las 200 familias vulnerables que Cruz Roja ha citado para repartir alegría en un 2022 duro y cruento por la guerra, la crisis y la inflación. La iniciativa se enmarca en la campaña nacional del juguete educativo de la organización, que hasta ahora ha repartido esperanza y juguetes a más de 550 menores solamente en Zaragoza. “Les damos de dos a tres juguetes para cada uno de los menores y son sus papás los que escogen los juguetes que quieren porque al final son ellos los que conocen a sus hijos. Otros años hacíamos paquetes individuales pero nos dimos cuenta que no era efectivo”, ha comentado Marta Espinosa, coordinadora provincial de Cruz Roja Juventud en Zaragoza.

Además, Espinosa ha adelantado que la campaña del juguete educativo se extenderá por el resto de Aragón la primera semana del año. “En el resto de las asambleas de la provincia que son Borja, Tarazona, Caspe, Belchite, Fuentes comenzamos la semana que viene. Esperamos llegar antes de que lleguen los reyes, pero es un volumen muy grande tanto de menores como de juguetes pero los recursos son limitados. También repartiremos estos juguetes si tenemos excedente”, ha concluido.

DEVOLVER A LA SOCIEDAD LO QUE RECIBIMOS DE ELLA

La idea de esta iniciativa surgió de la alianza entre Eizasa Hoteles y la Fundación Carreras. La directora de Explotación del grupo hotelero, María Val, ha explicado que desde marzo se han acogido a decenas de familias ucranianas refugiadas en todo Aragón. Entre ellos, hay 40 menores refugiados. Para abastecerlos de ilusión, la Fundación Carreras hizo su magia navideña.

La Fundación Carreras ha donado múltiples juegos de mesa, artículos deportivos y ropa de abrigo como polares o gorros

“Cuando nos pusimos en contacto con Cruz Roja nos contaron que la campaña de juguetes no había llegado a los niños de 11 a 16 años y para ellos hemos comprado ropa y juguetes. Nos alegramos mucho de que todos los niños puedan tener un regalo nuevo y disfrutar de la ilusión de los Reyes que todos se merecen. Se trata de devolver a la sociedad algo que recibimos de ella”, ha señalado Carmen Carreras, presidenta de la Fundación.

LO MÁS VISTO