Le Petit Coin café
Le Petit Coin es una cafetería situada en el Paseo de los Ruiseñores que reúne literatura, música y arte para reivindicar la cultura

Una lluvia de páginas amarillentas por el paso del tiempo y el calor humano reciben a quien traspasa las puertas de Le Petit Coin. Escondido tras una fachada roja y un arco de medio punto, solo a la vista de quien sabe lo que busca, se halla en el Paseo de los Ruiseñores 13 de Zaragoza este espacio de encuentro para literatos. Al frente de esta cafetería cultural se encuentran Jesús Petit y Susana Gómez, dos apasionados por las artes clásicas de la literatura, la música, la fotografía o la escultura. Por esta razón, su cafetería es el escenario de todo aquel artista que desee mostrar al mundo su trabajo.

En este tándem único, Jesús es la cultura y Susana, la comunicación, aunque los dos actúan tras la barra del establecimiento. Ya con la memoria de un pub musical que él regentó durante más de dos décadas bajo el nombre de “Interferencias”, Jesús tenía claro que debía apostar por sus inquietudes y sus sueños. “Juntamos los dos sectores más castigados: la hostelería y la cultura”, señala con una broma risueña. Así, hace algo más de cuatro años, Le Petit Coin Café abrió sus puertas con la intención de revalorizar la cultura. “Ahora con tanta digitalización es fácil distanciarse de lo clásico y de la gente”, explica Jesús. Desde entonces, no les han faltado los clientes de todas las edades que llegan a su rincón mágico en busca de un ambiente tranquilo y perfecto para horas de charlas profundas o para empaparse con las letras de Lorca, Shakespeare o Jane Austen.

La cafetería organiza exposiciones, clubes de lectura, conciertos y recitales, entre otras actividades

Le Petit Coin es un rincón puramente personal para ambos, especialmente para Jesús ya que sus estanterías guardan los cientos de libros que él, como coleccionista, ha ido recopilando a lo largo de los años. Y como compartir es vivir, invitan a todos sus clientes a tomar uno de estos volúmenes y perderse entre palabras, vinos, música, cervezas y croquetas.

ENRIQUECERSE CON EL ESPÍRITU VIVO DE LA CULTURA

Clubes de lectura, recitales de poesía, música en directo, exposiciones, intercambios de ropa… La lista podría crecer aún más, pero esta enumeración sirve para comprender la magnitud de actividades dinámicas que se organizan casi a diario en esta pequeña casa de monedas. “Nos gusta mucho traer a gente que enriquezca este espacio con su trabajo”, indica Jesús.

El fotógrafo aragonés Christian Garrido expone una muestra de 26 imágenes en las paredes de Le Petit Coin sobre sus viajes alrededor del mundo

Por este y muchos motivos más, sus paredes siempre suelen lucir cuadros de artistas en una colección permanente que cambia cada tres meses. Hace tan solo unos días, se despedían de una interesante exposición de guion de cómic para aprender de todo el trabajo literario en cada publicación del artista Juanarete. La que acompañará a la cafetería en el comienzo del año hasta el 17 de marzo es una selección de 26 imágenes del fotógrafo aragonés, Christian Garrido.

Procedente de Fabara, el fotógrafo por afición ha recorrido gran parte del mundo, inmortalizando con su cámara momentos que esconden magia en su efimeridad. “Cuando veo algo que me llama la atención, si tengo la cámara a mano, lo capturo. A mí me gustan las fotos imprevistas, de gente descansando o trabajando. Que no haya posados”, menciona Garrido. Así, de sus viajes por Sri Lanka, Kirguistán, Marruecos, Cuba e Italia se trajo en la maleta de vuelta a España los recuerdos y la esencia de otras culturas.

LO MÁS VISTO