Imagen de una parada de autobús en Caspe
Más de cien paradas serían suprimidas en localidades aragonesas. Foto: Google

El nuevo mapa concesionario de líneas estatales de autobús que entrará en vigor a finales de 2024 podría eliminar hasta 151 paradas en municipios aragoneses. Se trata de una decisión que se encuentra dentro del borrador en el que está trabajando ahora mismo el Ministerio de Transportes. Por ello, todavía con margen de maniobra, el Ejecutivo autonómico ha reclamado al Gobierno central que se estudien otro tipo de medidas.

De ser finalmente una realidad, tal y como ya explicó el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, este recorte dejaría a 111 municipios sin cobertura estatal, abocándolos a realizar numerosos transbordos en autocares regionales. En este sentido la petición es clara: «sentarse a negociar» para evitar castigar a aquellas zonas más afectadas por la despoblación.

En cualquier caso, desde el Gobierno de Aragón ya se está trabajando igualmente en un nuevo mapa concesional autonómico. Con él se abordarán, entre otras cuestiones, la solución para aquellas localidades que se queden sin autobús estatal con una ampliación de la cobertura autonómica.

«Lo que vamos a hacer es hacernos cargo. Vamos a segregar las rutas internas de Aragón. Es decir, todo lo que hacían las rutas estatales, entrando a pueblos pequeños, lo vamos a hacer nosotros. Por ejemplo, los pasajeros que iban de Zaragoza hasta Teruel y luego a Valencia, su autobús entraba en algunas localidades. Ahora nosotros vamos a poner en conexión todos los núcleos de Aragón«, apunta el director general de Transportes, Gregorio Briz.

Estos transbordos podrían perjudicar aun así a los viajeros ya que aunque el servicio autonómico les permitiría mantener una línea de autobús, su movilidad sería interna. Esto quiere decir que aquellas localidades limítrofes con otras comunidades autónomas deberían incluso retroceder kilómetros para conectar con una línea estatal que les llevase a su destino. Además, al tener que asumir este servicio, lo que el Ejecutivo aragonés ha reclamado es también una compensación económica por ello. Esta, según ha estimado Soro, sería de unos dos millones de euros.

GRATUIDAD LÍNEAS DE BUS ESTATALES

En medio de esta controversia, este próximo mes de febrero entrará en vigor la gratuidad de hasta once líneas de autobús estatales que cubren Aragón. Lo harán a través de una iniciativa del Ministerio de Transportes con el objetivo de beneficiar a miles de usuarios frecuentes de largo recorrido.

Los interesados deberán obtener en alguna de las empresas concesionarias un abono multiviaje cuyo precio irá de los 20 a los 65 euros. Si el usuario realiza un mínimo de 12 viajes, en un periodo de tres meses y con dos mismas ciudades como origen y destino, este importe se le devolverá.

Entre las rutas beneficiadas se encuentran aquellas que conectan la provincia de Huesca y Zaragoza con Lérida, Barcelona o Soria, Teruel con Barcelona, y Zaragoza con Tarragona, Bilbao, Santander, Castellón, Molina de Aragón, Santander, Gijón, Irún o Santiago.

LO MÁS VISTO