estación de delicias en el andén del AVE
Renfe ha comenzado unas pruebas comerciales de los trenes AVE que circularán entre España y Francia, en las relaciones Madrid-Marsella y Barcelona-Lyon, que unirán a Zaragoza con Marsella

Renfe ha iniciado ya las pruebas de sus trenes AVE que circularán entre España y Francia, en las relaciones Madrid-Marsella y Barcelona-Lyon. Unas pruebas que se desarrollarán en las próximas semanas y que permitirán a la empresa ferroviaria ofrecer servicios de alta velocidad entre Zaragoza y Marsella.

Las pruebas, mencionadas en el argot ferroviario como «marchas en blanco», consisten en reproducir las características del servicio comercial, para demostrar la solvencia operacional. Además, para iniciar las operaciones comerciales es necesaria la formación de los maquinistas y del personal de intervención. Es por eso que Renfe ya cuenta con los primeros maquinistas habilitados con la formación necesaria mientras que el resto, hasta completar la plantilla óptima, lo harán de forma progresiva, durante las próximas semanas.

CERTIFICADO DE SEGURIDAD SOLO DESDE PERPIGNAN A LYON Y MARSELLA

El inicio de estas pruebas ha sido posible gracias a que Renfe cumple con todas las exigencias de seguridad, y después de todos los requerimientos exigidos por la Agencia Francesa de Seguridad (EPSF), ha conseguido el certificado por parte de la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea (ERA).

Para conseguir este Certificado de Seguridad, Renfe ha tenido que superar multitud de exigencias impuestas por la Agencia de Seguridad Francesa (EPSF). Aunque en España el Certificado de Seguridad se extiende para operar en toda la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG), en Francia las exigencias de la EPSF sólo permiten obtener el certificado para operar en líneas concretas, no en toda la red. El certificado obtenido el 22 de diciembre se refiere, exclusivamente, a las líneas Perpignan-Lyon y Perpignan-Marsella.

HOJA DE RUTA DE RENFE EN FRANCIA

Una vez concluya la formación de los maquinistas y se consigan todas las habilitaciones necesarias, Renfe definirá el plan de transportes, que será progresivo hasta alcanzar las 28 circulaciones semanales.

El plan comenzó el pasado lunes con inicio de pruebas y hasta abril, se formará a los maquinistas. El inicio de las operaciones comerciales con Marsella y Lyon se realizarán en dos fases. La primera de ellas será Madrid-Zaragoza-Marsella y Barcelona-Lyon, en días alternos, con posibilidad de seis circulaciones semanales por trayecto (total, 12 circulaciones). La segunda será Madrid-Zaragoza-Marsella y Barcelona-Lyon, todos los días de la semana, con dos circulaciones por sentido. En total se realizarán 28 circulaciones.
 
Esta planificación tiene como objetivo poner en marcha estos nuevos servicios AVE antes de verano. Paralelamente, Renfe ha iniciado los trámites para abrir una sucursal en Francia. De este modo, la empresa española continúa desarrollando los trabajos para conseguir el Certificado de Seguridad para operar en toda Francia (como ya lo tiene SNCF-Ouigo para operar en España) y poder aprovechar la incipiente liberalización que el Estado francés y la SNCF han anunciado.

LO MÁS VISTO