presentación campaña de cáritas
Esta campaña cuenta con unos materiales gráficos que ponen el foco en la convivencia intercultural y que se encuentran disponibles en la página web de la organización desde el pasado mes de diciembre

Cáritas ha presentado este miércoles el programa “Para encontrarnos, perdamos los miedos”, una iniciativa puesta en marcha por las delegaciones de Zaragoza y Sevilla para perder el miedo a relacionarse con personas procedentes de culturas diferentes. Para conseguirlo, se han elaborado múltiples recursos educativos que ponen el foco en la convivencia intercultural y que se encuentran disponibles en la página web de la organización desde el pasado mes de diciembre.

El programa trabaja en las líneas de los miedos y estereotipos, las identidades y pertenencias, la participación, la experiencia religiosa, la mujer, los jóvenes y menores, y también las parejas y familias mixtas. En cada una de estas áreas de trabajo se ha habilitado una ficha con información y preguntas interactivas, además de un video complementario que ayuda a asentar los conocimientos adquiridos de una manera dinámica y visual.

Este proyecto surge de la necesidad de crear una sociedad igualitaria en la que no exista diferencia más allá de la cultural. “Desde Cáritas apostamos por la dignidad de todas las personas, que tengamos las mismas oportunidades y los mismos derechos. Cómo decimos desde la organización, somos una sola familia humana y desde ahí queremos impulsar la campaña”, ha indicado la coordinadora del equipo de Sensibilización de Cáritas Zaragoza, Dulce Paraíso, al explicar la iniciativa.

LA INTERCULTURALIDAD SE VIVE EN EL DÍA A DÍA

A Dulce Paraíso le han acompañado en la presentación José Mula, de Cáritas Sevilla; María José Pérez de la Romana, técnico de sensibilización y campañas de Cáritas Española, e Inma Cubillo, técnico en Sensibilización e Incidencia de Cáritas. Juntos han desarrollado en una mesa redonda los motivos que llevaron a las delegaciones de Zaragoza y Sevilla a realizar esta campaña de concienciación.

“Una de las cosas que veíamos que la migración se queda solamente con la parte más dramática que llega por la costa o que salta la valla. Es muy dolorosa y hay que tenerla presente, pero a menudo se olvida de que la gente que entra comienza a formar parte de nuestra sociedad, de nuestros barrios y nuestro día a día”, ha explicado Mula. “El verdadero desafío para ellos y para nosotros” ha continuado “es cómo convivir con personas que son diferentes, que han pasado a nuestro país y con los que es necesario crear espacios comunes”.

Donde se ve precisamente la interculturalidad es en la cola del paro, en la cola de los servicios sociales, en la asociación del Ampa de los colegios porque es donde de verdad se ven distintas maneras de cómo se entienden las cosas”, ha concluido Mula

LO MÁS VISTO