El Centro de Encefalopatías quiere dar el salto a Infraestructura Científica y Técnica Singular

El Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes, situado en el Campus Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, aspira a convertirse en una de las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) con un gran impacto en la I+D+i. Sus instalaciones y recursos, la investigación de vanguardia y máxima calidad y su nivel de especialización en bioseguridad avalan su nombramiento, que ya se negocia entre la Consejería de Ciencia y el Ministerio.

De hecho, este centro, dedicado a la investigación y diagnóstico de referencia en el ámbito de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET), ha sido siempre la referencia nacional de este ámbito, desde que se diagnosticaron en el año 2000 los primeros casos de “vacas locas”, y donde se han confirmado una buena parte de los casos registrados en España. Nueve años después, se inauguró el laboratorio pasando a ocupar 2.352 metros cuadrados de superficie construida, cien veces superior al anterior habitáculo, de apenas 20 metros cuadrados.

Se encuentra ubicado en un edificio de uso exclusivo en el campus de la Facultad de Veterinaria y cuenta con un animalario en condiciones de nivel de contención 3, con una superficie de 89,4 metros cuadrados para roedores y 192 para grandes animales, además de una sala de necropsias equipada convenientemente para ello. Estas instalaciones cumplen con las medidas de contención de riesgo biológico adecuadas y requeridas por la legislación para trabajar con agentes patógenos peligrosos con capacidad de contagio o de contaminación (bacterias, virus, priones: NCB3), permitiendo, tanto el aislamiento del animal, como del manipulador.

Badiola ha recibido la visita de la consejera Maru Díaz al Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes

PASO A ICTS

Ahora, el centro aspira a convertirse en una de las Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS) de gran impacto en la I+D+i, tal como se ha puesto de manifiesto este lunes durante la visita de la consejera de Ciencia, Maru Díaz. “Somos un laboratorio internacional de referencia de la OIE, la OMS del mundo animal. Solo tiene tres laboratorios reconocidos en España, y el único dentro de una universidad es el nuestro. Sería muy importante completarlo con la ICTS”, ha afirmado su director, Juan José Badiola.

Así, el centro persigue ser un nuevo nodo de la Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica (Rlasb), que integran actualmente el Laboratorio de Alta Seguridad Biológica del Centro de Investigación en Sanidad Animal, con sede en Valdeolmos (Madrid), y el Laboratori d’Alta Seguretat Biologica del Centre de Recerca en Sanitat Animal, ubicado en el campus de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Se encuentra ubicado en un edificio de uso exclusivo en el campus de la Facultad de Veterinaria

Esta red incluye laboratorios de alta de alta seguridad biológica de titularidad pública, abiertos a la comunidad científica nacional e internacional y que, por sus dimensiones y características, ofrecen una oportunidad única para realizar estudios que no serían viables en otras instalaciones. En concreto, permite utilizar servicios integrados de laboratorio y animalario, exclusivamente dedicados a trabajar con agentes infecciosos que exigen condiciones de alta seguridad para su manipulación.

APOYO DEL GOBIERNO DE ARAGÓN

La consejera Maru Díaz ya ha validado las características del centro y se encuentra en negociaciones con el Ministerio para su inclusión como ICTS por “su capacidad investigadora, el valor de la investigación y sus instalaciones”. “Vamos a empujar para entrar dentro de la red nacional como un nodo más. Eso asegurará que puedan llegar nuevas líneas de financiación para investigaciones e instalaciones”, ha señalado, sin dar plazos para que el Ministerio abra la entrada de nuevos centros.

Actualmente, tras la última revisión del mapa de ICTS, en España existen 29 ICTS con 62 infraestructuras. Aragón participa en 5 de esas 29 instalaciones singulares: Laboratorio Subterráneo de Canfranc, Observatorio Astrofísico de Javalambre, Elecmi, Red Española de Supercomputación, y Nanbiosis (Ciberbbn). “Nuestra Comunidad es puntera, no solamente por las ICTS que ya tenemos sino por la capacidad de captar fondos. En la ultima convocatoria el 15% de los fondos llegaron a Aragón, lo que demuestra su gran trabajo”, ha destacado.

LO MÁS VISTO