Santoral 21 de abril
El santoral católico de hoy, viernes 21 de abril, recuerda a San Anselmo y a San Apolonio

El santoral de hoy, viernes 21 de abril, recuerda a San Anselmo, un teólogo, filósofo y arzobispo de Canterbury nacido en Italia en el año 1033. Se le considera como uno de los más grandes pensadores de la Edad Media y uno de los más importantes defensores de la fe cristiana.

Anselmo se educó en la abadía benedictina de Bec en Normandía, Francia, donde se convirtió en monje y más tarde nombrado prior. Allí desarrolló su pensamiento teológico y filosófico, especialmente en lo que se refiere a la existencia y la naturaleza de Dios. Se le conoce por su argumento ontológico para la existencia de Dios, que establece que Dios es aquel ser del que no puede ser concebido algo más grande.

En 1093, el rey Guillermo II de Inglaterra nombró a Anselmo arzobispo de Canterbury. Como arzobispo, trabajó por la independencia de la Iglesia de la autoridad secular y para reformar la vida de los monjes y los sacerdotes. También destacó por su defensa de la doctrina de la expiación, que afirma que la muerte de Cristo en la cruz es la única forma de redimir a la humanidad del pecado.

San Anselmo murió en el año 1109 y lo canonizaron en el siglo XII. Se le reconoce como un doctor de la Iglesia y es venerado como santo en la Iglesia Católica y la Iglesia Anglicana. El santoral católico recuerda además este viernes 21 de abril a San Apolonio, un filósofo y mártir romano del siglo II d.C. Vivió durante el reinado del emperador Marco Aurelio y destacó por su sabiduría y su estilo de vida austero y sencillo.

Se le atribuyen muchos escritos filosóficos, aunque se ha discutido su autoría. Durante la persecución de los cristianos en Roma, acusaron falsamente a Apolonio de ser cristiano, por lo que lo sometieron a torturas y finalmente lo decapitaron en el año 186 d.C. Su muerte fue un acto de martirio y por ello, se le atribuyeron muchos milagros.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Los santos son venerados como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR