‘Hilos de vida’ es el título de la nueva exposición del Museo del Fuego con motivo de los 40 años de asistencia médica en los Bomberos de Zaragoza.

‘Hilos de vida’ es el título de la nueva exposición del Museo del Fuego con motivo de los 40 años de asistencia médica en los Bomberos de Zaragoza. La muestra, que evoca una línea de tiempo por los momentos más destacados de la historia médica del Cuerpo Municipal desde 1983 hasta la actualidad, se ha inaugurado este jueves y se podrá ver en la primera planta del museo durante todo el verano.

Mediante fotografías, se reflejan los 111 hitos más importantes de los sanitarios de bomberos, como la aplicación de técnicas pioneras o las intervenciones más destacadas, entre ellas el incendio de la discoteca Flying, la explosión de Pirotecnia (2015) o el siniestro de la residencia de Cadrete (2015). También se recuerda la adquisición de material, como las ambulancias, la formación sanitaria de sus profesionales o la progresiva incorporación del personal médico.

“Son 111, no hemos querido llegar a los 112 por motivos obvios”, ha indicado Carlos Gracia, comisario de la exposición y uno de los primeros sanitarios del servicio. Detrás de estos paneles, se exponen 40 fotos, una por cada año de asistencia sanitaria dentro del Servicio municipal. Acompañando a las fotografías, se muestra también material y vestuario utilizado en estos cuarenta años.

La exposición tiene además una vertiente didáctica con la proyección del vídeo producido por la Escuela Ciudadana de Prevención de Riesgos y la Asistencia Médica titulado ‘Salva vidas, tú también puedes’ sobre técnicas de reanimación cardiopulmonar.

EL COMIENZO: 15 DE JUNIO DE 1983

Fue un día como hoy, un 15 de junio, pero de hace 40 años, en 1983, cuando comenzó la asistencia médica en Bomberos. El equipo estaba formado por un médico y cinco bomberos técnicos de emergencias sanitarias en un momento en el que hasta entonces no había atención médica hasta que el herido entraba en el hospital, ha recordado el jefe de Bomberos, Eduardo Sánchez. “En estos cuarenta años hemos pasado de la noche al día”, ha puntualizado.

Actualmente, hay un jefe médico, 13 médicos, 13 enfermeros, 12 técnicos de emergencias sanitarias (TES) y 36 bomberos TES.

Por su parte, el jefe médico, Armando Cester, quien comenzó con Carlos Gracia la asistencia sanitaria hace cuarenta años, y quien ha reconocido sentir vértigo cuando echa la mirada atrás, ha destacado lo acertado del título de la exposición. “Siempre he dicho que la vida es un telar de hilos que se entrelazan y que, con el paso del tiempo, están tan apretados que no sabes dónde empieza y donde acaba cada uno”, ha valorado. “Nos acordamos del día que entramos por la puerta, es un trabajo muy vocacional”, ha rememorado.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR