Centralita
Catorce trabajadores con discapacidad trabajan en este servicio que tiene una centralita en la Fundación DFA.

La línea 900 700 107 que corresponde a los servicios sociales del Ayuntamiento de Zaragoza recibió más de 123.000 llamadas en el último año, el mismo tiempo que lleva gestionada por la Fundación de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA). En una centralita situada en su sede, catorce trabajadores con discapacidad atienden a los ciudadanos de manera gratuita y les derivan hacia otras entidades dependiendo el motivo de la llamada, que en su mayoría es para concertar una cita previa en la red de centros municipales. Del total, el 72% de las llamadas han sido realizadas por mujeres y el grueso de atención se concentra entre las 9.00 horas hasta las 13.00 horas.

Este servicio nació durante la pandemia para que ningún ciudadano que precisara de los servicios sociales del Ayuntamiento se quedara sin ser atendido. Desde julio de 2022 lo gestiona la Fundación DFA con un doble objetivo, el de la inclusión social y el de la atención y asesoramiento ciudadano. Así, diez mujeres y cuatro hombres con discapacidad han conseguido un contrato indefinido gracias a este servicio, que cada vez es más conocido entre los zaragozanos.

Como ha explicado Silvia Carnicero, la supervisora de la centralita, las llamadas han aumentado considerablemente a lo largo del año, alcanzando un pico de 600 atenciones diarias, aunque de media se sitúa en unas 500. Los trabajadores no solo cogen el teléfono, sino que dan una solución o derivan a otras entidades como la Casa de las Culturas o la Unidad del Mayor, dependiendo de las necesidades que tengan los ciudadanos, que pueden ser desde citaciones presenciales hasta realizar inscripciones o demandar apoyo administrativo. En total, 105.778 llamadas fueron derivadas.

ATENCIÓN EN VARIOS IDIOMAS Y PARA PERSONAS CON DIFICULTADES AUDITIVAS

Además, la atención va más allá y algunas de ellas, 177 en concreto, fueron comunicaciones de situaciones de violencia o han sido atendidas de forma más especial como pueden ser con el sistema Svisual para personas con dificultades auditivas o de hablas, así como en árabe, inglés y rumano, a los que se suma la opción del idioma francés. Desde DFA realizan encuestas de satisfacción al año y a fecha de hoy se han realizado 495, destacando que la satisfacción general con el servicio es de 9,11 puntos y con los agentes de 9,37 puntos.

Para conocer el funcionamiento de la centralita, la consejera de Políticas Sociales, Marian Orós, ha visitado este jueves la sede de la Fundación. Allí ha puesto en valor el servicio y ha trasladado la satisfacción por parte del consistorio. “Estamos satisfechos por la cantidad de llamadas y por la calidad. También porque hemos liberado trabajo administrativo a muchos de los trabajadores sociales de nuestros centros y por último porque estamos dando oportunidades y empleo a personas que en el mercado ordinario lo tendrían un poco más difícil”, ha indicado la consejera.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR