Baking San Francisco abrió el pasado miércoles

Cuando uno piensa en una galleta, puede que se le venga a la mente una pasta plana, quizás con pepitas de chocolate por encima, quizás las típicas «María» o aquellas con sabor a canela. Lo que puede que no se imagine es que las galletas también pueden estar rellenas de pistacho, de crema de cacahuete, Kinder Bueno o Lotus e incluso llevar beicon combinado con crema de frambuesa.

Estas galletas, al más puro estilo americano, podrían asemejarse más a un bizcocho por textura y tamaño y hace apenas unos días aterrizaron en Zaragoza para hacer las delicias de los amantes del dulce. Baking San Francisco (paseo Fernando El Católico, 30) abrió hace apenas unos días y se presenta como una pastelería con café de especialidad y el mayor surtido de estas Levain Bakery Cookies (las más famosas de Nueva York, populares por ser crujientes por fuera y esponjosas por dentro).

En este local son especialistas en galletas tipo americano y tartas vintage

En la carta hay para todos los gustos, desde la clásica con chips de chocolate hasta la más extravagante con beicón, chocolate, frambuesa, cacahuete y jarabe de Maple «inyectado» en la propia galleta. También hay propuestas de cacahuete, bretzels y pepitas de chocolate, de Red Velvet, chocolate blanco y rellena de queso Philadelphia y frosting, rellenas de pistacho o con Marshmallows, M&M’s o Kinder Bueno. Otra opción es, por ejemplo, la «Cookies and cream», una galleta de masa Oreo, chips de chocolate, dulce de leche y galleta Oreo. El toque «aragonés» lo pone la galleta «Pirineos», una propuesta de tres chocolates cubierta de trufa de chocolate blanco y Toblerone.

OPCIONES PARA VEGANOS

En esta nueva pastelería también hay opciones para veganos: la galleta simple, la de chocolate y una de té matcha con arándanos. El precio de las galletas oscila entre los 2,40 y los 3,40 euros en función de sus ingredientes. Y aunque estas cookies son los «bestseller» del negocio, también son pioneros en otros postres. En concreto las Vintage y las Emergency Cakes, un nicho de mercado que Diana Kerestegian y Ariel Manupella, ella pastelera y ambos propietarios del negocio, aseguran no haber visto todavía en España pero que son tendencia en Estados Unidos, México y Australia.

En la carta hay desde propuestas con bacon hasta rellenas de crema de pistacho o Toblerone

Estas tartas son como hacer un viaje al pasado ya que están decoradas como en la década de los 70 y 80. Son de sabores «simples» con bizcochos de carrot cake, red velvet, chocolate o vainilla y relleno de dulce de leche o frosting de queso Philadelphia. Lo atractivo del postre está, indudablemente, en la decoración. «Las Emergency Cake son para esos momentos en los que alguna persona ha olvidado encargar su tarta y quiere algo original y adaptado al paladar de la mayoría de invitados. Por eso suelen ser sabores no demasiado complejos y perfectas para salir de una situación de emergencia. «, explica Ariel Manuppella.

Baking San Francisco pretende traer a Zaragoza un tipo de negocio que ya está muy extendido en otras ciudades españolas como Barcelona o Madrid. Una pastelería al más puro estilo americano con café de especialidad en la que vivir un «momento muy dulce». «Desde que abrimos la acogida está siendo muy buena. La gente está respondiendo muy bien a nuestros productos y lo que queremos es que vivan un momento de pausa disfrutando de alguna de nuestras galletas o tartas», cuenta Ariel Manupella.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR