El etarra Josu Ternera en una de sus últimas fotos

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha emitido un auto en el que admite toda la prueba propuesta por la Fiscalía y por la acusación particular ejercida por la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) contra el etarra Josu Ternera por los atentados de la Casa Cuartel de Zaragoza en 1987.

En la misma resolución se requiere aclaración a la defensa del objeto de los datos personales de los agentes autores de los informes de inteligencia, que la defensa impugna. Desde la acusación particular, que lleva a cabo el letrado Jorge Piedrafita, considera que “esta es una artimaña más del sanguinario etarra y una muestra más de su miedo a este documento que acredita la jefatura de Ternera en esa fecha en ETA, por lo tanto, que era el que daba las órdenes y responsable último del sanguinario atentado”.

Igualmente se da traslado al letrado de la administración de justicia para que proceda al señalamiento de la vista según la disponibilidad de agenda. Una petición que para AEGC “es positiva ya que esperan que en un tiempo más próximo que lejano todos se pueda ver a Ternera sentado en el banquillo de los acusados y sus víctimas puedan ver como se le condena a la pena máxima, algo por lo que esta acusación lleva años trabajando y seguirá trabajando hasta lograrlo”.

NOTICIAS DESTACADAS