Durante todo el día han estado trabajando en la zona entre 350 y 400 efectivos, con diez medios aéreos

Más de 250 efectivos desplegados van a seguir luchando durante toda la noche para evitar que el fuego entre en el Parque Natural del Moncayo. Este frente, ubicado en la cola de los 50 kilómetros de perímetro del incendio, es el que más preocupa al Gobierno de Aragón y donde se van a focalizar prácticamente todos los medios disponibles en las próximas horas. El fuerte viento y la imposibilidad de utilizar los medios aéreos van a complicar la contención del fuego.

Así lo ha transmitido el director general de Gestión Forestal, Diego Bayona, tras la reunión del Cecopi para analizar la evolución de este incendio, que continúa en una situación “crítica”, principalmente en ese entorno del Parque Natural. “Se van a focalizar los medios que van a quedar esta noche. Lo malo es que durante la noche el viento será fuerte y nos e va a detener. Es una zona crítica y la que más nos preocupa”, ha explicado, reconociendo que todavía “no se puede hablar de estabilización, ni mucho menos”.

Otra zona que preocupa al Ejecutivo autonómico se encuentra en la parte de la cabeza del perímetro, en el entorno de Borja, aunque “con menos riesgo”, ya que “la masa forestal es menor”. En cualquier caso, Bayona ha querido mandar un mensaje de “tranquilidad” a los 1.500 vecinos desalojados de las ocho localidades evacuadas, asegurando que “no hay viviendas afectadas”, sí alguna “infraestructura aledaña”.

Eso sí, todavía no se puede dar una previsión de cuándo volverán a sus casas. “Es pronto para valorarlo. Quiero trasladar tranquilidad. Las poblaciones no tienen afecciones graves, pero no podemos asegurar que no haya reproducciones en los entornos que dificultasen la vuelta de los evacuados. Veremos a ver cómo va la noche y valorar a partir de mañana”, ha afirmado, añadiendo que las condiciones del viento condicionarán nuevos desalojos.

Durante todo el día han estado trabajando en la zona entre 350 y 400 efectivos, con diez medios aéreos que han permanecido en la zona hasta las 21.00 horas. “Ahora en el relevo nocturno quedarán nueve cuadrillas terrestres, con nueve autobombas del Infoar, dos BRIF terrestre, dos secciones de la UME, y todos los dispositivos de bomberos de DPZ y Ayuntamiento”, ha detallado.

Sobre esta “fundamental” colaboración entre instituciones ha hablado la delegada del Gobierno, Rosa Serrano, que por la tarde se ha desplazado al Puesto de Mando Avanzado de Albeta. “Los medios son más que suficientes para la extinción, pero requiere calma, previsión y análisis de la zona”, ha insistido.

Colaboración con Endesa y Telefónica

Por otra parte, la directora general de Interior, Carmen Sánchez, ha avanzado que se está trabajando con Endesa y Telefónica para recuperar el suministro eléctrico y las telecomunicaciones en los municipios afectados, además del problema con la toma de agua. Unas localidades que no han sido solo las siete desalojadas por el incendio que azota al Moncayo, ya que Lituénigo y San Martín también se han visto perjudicadas aunque ya han recuperado el suministro.

Precisamente, que las localidades recuperen ese servicio eléctrico es una de las condiciones para que los vecinos vuelvan a sus casas, además de la estabilización del incendio. “Lo primero es recuperar esos servicios para que vuelvan los vecinos a sus municipios”.

Sin embargo, Sánchez ha mandado un mensaje a la prudencia y ha apelado a que “aunque no haya llamas o humo, no vuelvan porque esta noche se espera un viento cambiante y podría haber problemas”, ha señalado. “Pedimos prudencia y a ver si mañana es posible estabilizar el incendio, y así vuelven a sus casas”, ha añadido.

Reactivado el incendio en Isábena, que requiere de ayuda de Cataluña

El incendio forestal en Isábena, que se había dado por estabilizado, se ha reactivado a mediodía de este domingo, aunque no hay afecciones de Protección Civil, con las llamas lejos de zonas urbanas, y las condiciones meteorológicas para apagarlo son buenas. El fuego se originó de noche y había logrado estabilizarse alrededor de las 10.00 horas, pero, horas después, ha vuelto a activarse. A última hora del domingo se cortó la carretera A-1605, entre los puntos kilométricos 19 y 26, en el término municipal de Roda de Isábena.

Para apagarlo, el Ejecutivo autonómico ha requerido la ayuda de la Generalitat, que ha proporcionado un helicóptero bombardero y un avión. Además, están trabajando tres helitransportadas y medios terrestres.

NOTICIAS DESTACADAS