Se está trabajando para que los vecinos del Santuario de la Misericordia regresen también a sus hogares

Pese a la alerta por la posibilidad de reactivación de cualquier foco, sobre todo en las horas centrales del día donde se prevé que las temperaturas sean más elevadas, el director de Gestión Forestal, Diego Bayona, ha informado a primera hora de este martes que las condiciones para poder dar por controlados a lo largo del día los incendios de Añón de Moncayo e Isábena son muy favorables.

En el caso del incendio que ha afectado a las comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja, la situación va a permitir la retirada de la UME, mientras que sobre el terreno quedarán unos 50 efectivos, repartidos en seis cuadrillas terrestres, seis autobombas del Gobierno de Aragón y una nodriza de la Diputación Provincial de Zaragoza. Estos se centrarán en consolidar el perímetro que habría afectado a unas 6.000 hectáreas. Por su parte, el incendio de Isábena se mantiene en una superficie afectada de unas 50 hectáreas, todas ellas forestales.

Los vecinos que tuvieron que abandonar sus casas pudieron ser realojados durante este pasado lunes, a excepción de aquellos que tienen su residencia en el Santuario de la Misericordia. Sin embargo, la directora general de Interior y Protección Civil, Carmen Sánchez, también ha informado de que está previsto que, cuando se pueda restablecer el suministro eléctrico, las familias podrán regresar a sus hogares a lo largo de la mañana.

«Este lunes, la Guardia Civil acompañó a vecinos que tienen sus segundas residencias en el Santuario para poder recoger sus enseres, pero en estos momentos la prioridad es que las personas que tienen su residencia allí puedan hacerlo lo antes posible», ha explicado Sánchez.

De igual forma, pese a que en los municipios afectados ya se ha restablecido el suministro de agua, el Instituto Aragonés del Agua se pondrá en contacto con los respectivos alcaldes para poder comprobar qué calidad tienen la misma, entre otras cosas.

Los desalojados de la residencia de Vera de Moncayo y el Centro de Menores volverán este miércoles

Aunque la residencia de mayores de Vera de Moncayo y el Centro de Menores no se han visto afectados por el fuego, sí se ha creído conveniente que las personas desalojadas vuelvan este miércoles a los mismos con el fin de acondicionar y ventilar estos espacios debido al fuerte olor a humo.

En este sentido, este martes la situación, que se encontraba hasta ahora en nivel 2, se desescalará hasta el nivel 1 y será este miércoles cuando la situación, con todos los afectados realojados, pueda bajar definitivamente a nivel 0. Por este mismo motivo, también se ha informado de que ha quedado desactivado el vehículo del Puesto de Mando Avanzado 112 Aragón que se había instalado en Albeta para coordinar a los diferentes servicios de emergencias que participaban en la extinción del incendio.

NOTICIAS DESTACADAS