Los relojes y joyas recuperados por la Policía
Los objetos de valor recuperados por la Policía

La Policía Nacional de Aragón detuvo el pasado viernes a dos mujeres, de 36 y 38 años de edad, y a un hombre de 37 como presuntos autores de tres delitos graves de hurto en interior de domicilio, dos delitos de allanamiento de morada y un delito contra la salud pública cometidos entre los días 10 de agosto y el 4 de septiembre.

El Grupo Operativo de Hurtos y Delincuencia Itinerante de la Comisaría Provincial de Zaragoza inició la investigación al conocer que tres personas de avanzada edad habían denunciado hurtos en el interior de sus respectivos domicilios, cometidos aparentemente por una mujer.

Tras el estudio detallado de los casos se pudo acreditar que en realidad las autoras eran dos hermanas que actuaban mediante un modus operandi muy particular y perfectamente sincronizado: una de ellas abordaba a la víctima en el portal o directamente en su vivienda, haciéndose pasar por una asistenta social y prestándose con mucha amabilidad a ayudar en las tareas del hogar; una vez que se ganaba la confianza del octogenario, conseguía entrar en su domicilio.

Una vez dentro, la falsa profesional empleaba cualquier excusa, como ir al baño o pedir un vaso de agua, para mantener distraído al anciano. Mientras tanto, la otra hermana accedía por la puerta de entrada, que previamente había quedado entreabierta de forma intencionada, y sustraía rápidamente el dinero y joyas que encontraba en las habitaciones, todo ello sin que en ningún momento la víctima pudiera sospechar nada.

Tras realizar las gestiones pertinentes, los investigadores concluyeron que las presuntas autoras eran dos hermanas ya conocidas por los agentes por haber participado en numerosas actividades delictivas juntas desde hace más de una década y estaban especializadas en hurtos en interior de domicilio con un modus operandi muy característico que coincidía plenamente con el utilizado en las denuncias interpuestas recientemente.

Los agentes solicitaron autorización al correspondiente Juzgado para proceder a la entrada y registro de los domicilios de ambas investigadas. Allí se encontró la ropa que vestían los días de los robos, más de 4.000 euros en efectivo, diversas joyas, 140 gramos de speed y diversos útiles para el corte y distribución de esta sustancia estupefaciente, motivo por el que se procedió a la detención también de la pareja de una de las hermanas como presunto autor de un delito contra la salud.

Horas después, los tres detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia y este decretó su puesta en libertad con la obligación de presentarse ante la Autoridad Judicial cuando así se requiera. Hasta el momento varias de las joyas intervenidas se han podido devolver a sus legítimos dueños, si bien no se sabe todavía a quién pertenece el resto.

Por ello se ruega que en el caso de que cualquier ciudadano pueda reconocerlas, se ponga en contacto con la Policía Nacional a través del 091 o acudiendo a cualquier centro policial o Comisaría de distrito.

NOTICIAS DESTACADAS