Secuestro Monasterio Piedra
El secuestro se llevó a cabo de forma violenta en el parking a la salida del Monasterio de Piedra

El bebé de un año secuestrado en el Monasterio de Piedra, en Nuévalos, ha sido encontrado en Madrid en perfectas condiciones y se ha procedido a la detención del abuelo y el padre, tal como informa la Guardia Civil. Según las fuentes, se baraja una posible agresión dirigida a la madre por parte de su expareja, que lo habría raptado.

La mujer se encontraba de visita este jueves en el Monasterio de Piedra con el pequeño y al ir a abandonar el recinto, a eso de las 19.00 horas, fueron abordados a la salida y le arrebataron al bebé. El suceso está siendo investigado por la Guardia Civil y se ha desplegado un amplio dispositivo con el objetivo de localizar al presunto secuestrador.

La Benemérita informa que este caso de secuestro en el Monasterio de Piedra se enmarca como una agresión de violencia machista.

NINGÚN TRABAJADOR VIO NADA

Desde la dirección del Monasterio de Piedra han asegurado que ningún trabajador vio el presunto rapto por lo que no harán declaraciones al respecto. «Confiamos en que el proceso de investigación iniciado por las autoridades competentes de su fruto y resuelva con prontitud y de manera satisfactoria el caso», han relatado.

Además, han puntualizado que el presunto rapto del bebé se produjo fuera del recinto amurallado del Monasterio de Piedra, en el aparcamiento público.

NOTICIAS DESTACADAS