rueda de prensa de la guardia civil sobre el secuestro del bebé
Las detenciones se produjeron en menos de 24 horas después de suceder los hechos en la localidad madrileña de Parla

El secuestro de un bebé en el Monasterio de Piedra el pasado jueves se ha saldado con la detención de cuatro personas implicadas en la planificación y ejecución del rapto. Tres de los detenidos pertenecen a la familia paterna del bebé y el cuarto es un amigo de confianza. Los autores materiales del secuestro, padre y abuelo, se llevaron al bebé de forma violenta de los brazos de la madre en el parking del Monasterio de Piedra (Munébrega) y huyeron en un vehículo. Las detenciones se produjeron en menos de 24 horas después de suceder los hechos en la localidad madrileña de Parla.

Tras el análisis de la información obtenida en la investigación, se pudo determinar que los hechos fueron planificados por la familia paterna del bebé, contando con la ayuda de un amigo de confianza para llevar a cabo la sustracción. También hubo asesoramiento de un abogado que estaba al corriente de las intenciones de los implicados en este hecho.

UN SECUESTRO PREMEDITADO

El padre y expareja de la madre del niño se habían separado recientemente. Tras tener conocimiento del lugar donde se encontraba ella junto con su bebé, se trasladó a Zaragoza con el abuelo paterno el martes 11 de octubre. El jueves 13 de octubre, una vez localizada la madre y el bebé, sustrajeron al niño de forma violenta y huyeron del lugar en un vehículo propiedad del progenitor, hasta la localidad de Parla.

Los investigadores tuvieron conocimiento de la posible ubicación de los autores en la localidad madrileña en un domicilio ajeno a la familia paterna del bebé. Este era el domicilio del amigo de confianza, el cual le habría proporcionado vivienda y toda la infraestructura necesaria para ocultar a los autores materiales de los hechos. También les facilito un vehículo, un garaje y un teléfono móvil para ponerse en contacto con otros componentes de la familia.

En este domicilio a las 14.00 horas del pasado viernes, los agentes detuvieron al padre, al abuelo y al amigo de confianza y recuperaron al menor. El bebé en el momento de su localización se hallaba en buen estado y fue asistido por personal sanitario de inmediato. Tras las primeras detenciones, esa misma tarde se procedió a la localización y detención de una cuarta persona, la abuela paterna del bebé.

Se decretó el ingreso en el centro penitenciario de Zuera del padre y abuelo del bebé

OTROS IMPLICADOS

La abuela paterna sería la encargada de proporcionar el apoyo económico para el cuidado del bebé. También era la persona que ponía al corriente de lo que iba sucediendo a un abogado. Este, además de ser conocedor de las intenciones de estas personas, habría estado asesorando la manera de llevar a efecto la sustracción del menor. El objetivo era que todo aparentase legalidad para eludir la justicia.

Un hermano del padre del bebé, además de asesorar de los movimientos a seguir para no ser detectados, se iba a encargar de editar y manipular posteriormente unas imágenes con la finalidad de que pareciese que la madre del menor fuera la persona que habría montado un espectáculo tras haberse arrepentido de dejar al niño con su padre.

DETENCIONES Y DELITOS IMPUTADOS

En el transcurso de la investigación se ha detenido a cuatro personas. Al padre, autor material de los hechos, se le imputa presunto delito de pertenencia a grupo criminal y delito de sustracción parental de menor de edad. También delito de violencia de género y delito grave de lesiones. Al abuelo, autor material de los hechos, delito de pertenencia a grupo criminal, sustracción parental de menor de edad y delito grave de lesiones. A la abuela y amigo de confianza de la familia, delito de pertenencia a grupo criminal y sustracción parental de menor de edad.

Los detenidos, quedaron a disposición judicial en el Juzgado de Calatayud el sábado. Ese día se decretó el ingreso en el centro penitenciario de Zuera del padre y abuelo del bebé.

NOTICIAS DESTACADAS