audiencia de huesca
La Audiencia de Huesca considera que Abdelkader era consciente en todo momento de lo que hacía

La Audiencia de Huesca ha impuesto a Abdelkader B.M. un total de 26 años de prisión por el asesinato de su exmujer, Hasna, ocurrido en Barbastro en 2019. Así, el Tribunal confirma tanto el delito como las secuelas psicológicas provocadas a sus tres hijos menores, presentes en todo momento durante el crimen.

Abdelkader B.M. pierde, de esta manera, la patria potestad de sus hijos, de 1, 6 y 13 años y se le obliga al pago de las pensiones alimenticias. Por otra parte, se le imponen tres órdenes de alejamiento: no podrá aproximarse a ellos a menos de 500 metros. Además, la sentencia dicta que el asesino deberá pagar un total de 460.000 euros: 140.000 para cada hijo y 110.000 a los padres de la mujer asesinada, así como 44.000 a sus dos hermanos.

Durante las diferentes sesiones del juicio, la defensa alegaba que Abdelkader no era consciente de lo que hacía debido a los trastornos psicológicos que sufría, unas versiones que el Tribunal refuta añadiendo a la pena inicial las agravantes de alevosía, ensañamiento, parentesco y género.

La calificación judicial relata que la mujer asesinada se había separado del individuo en 2019 y en la sentencia, además de una orden de alejamiento que obligó al hombre a mudarse a la ciudad de Monzón, el juzgado le atribuyó la propiedad del piso conyugal a la víctima, junto a la custodia de los tres hijos menores. El asesino insistía a Hasna en vender el piso, a lo cual ella se negaba. El día de los hechos, Abdelkader se presentó en la casa y le asestó quince puñaladas delante de los hijos menores mientras le espetaba: “Ahora sí que vas a vender la casa”.

Tras la muerte, fue el hijo mayor quien llamó a los servicios de emergencia mientras su padre le animaba a que les dijese: “Diles que tu padre ha matado a tu madre”. Finalmente, una patrulla de la Guardia Civil se presentó en el domicilio y detuvo al hombre.

LO MÁS VISTO