cohete chino
El Ejército del Aire analiza la posible trayectoria del artefacto a su paso por el sur de Europa

La caída descontrolada de un cohete chino de 20 toneladas ha obligado a cerrar en la mañana de este viernes el paso de aviones por la mitad norte de la Península debido a que, según informan los controladores, se prevé que sea la trayectoria que seguirá el artefacto a su entrada en la atmósfera.

Según informa el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial del Ejército del Aire, los restos del lanzador chino CZ-5B pesan unas 20 toneladas y se desintegrarán en su mayor parte al entrar en contacto con las capas superiores de la atmósfera. Estaba previsto que la última órbita antes de la reentrada en atmósfera atravesara la península entre las 9.50 y 10.05 horas, por lo que, aunque habría pocas probabilidades de que los fragmentos del cohete afecten a una zona habitada.

Durante el momento, todos los aviones han sido desviados por la cara norte de los Pirineos y el sur peninsular, obligando a cerrar durante 40 minutos los aeropuertos de Barcelona, Reus e Ibiza y retrasando salidas en el de Madrid.

EL COHETE HA PASADO DE LARGO

Según informa el gestor de navegación aérea, Enaire, las restricciones se han levantado sobre las 11.30 horas y el tráfico ha retomado la actividad, si bien con fuertes demoras que se solucionarán con el paso de las horas.

La entrada  no controlada en la atmósfera de un cohete chino de gran tamaño ha estado monitorizada en todo momento, como es preceptivo en este tipo de situaciones, por distintos organismos e instituciones nacionales e internacionales que comparten información.

NOTICIAS DESTACADAS