Contaba con más de una decena de antecedentes y, tras ser puesto a disposición judicial, se decretó su inmediato ingreso en prisión

Un hombre de 56 años ha sido detenido por asaltar a tres mujeres en el barrio de Torrero, en Zaragoza, durante la última semana de octubre. Se le acusa de ser el presunto autor de tres delitos de robo con violencia y un delito de lesiones. Contaba con más de una decena de antecedentes y, tras ser puesto a disposición judicial, se decretó su inmediato ingreso en prisión.

En concreto, atacó a dos mujeres octogenarias y a una joven que circulaba con su bebé en un carrito de paseo. El primero ocurrió el 23 de octubre, alrededor de las 13.00 horas, en la calle Lasierra Purroy, cuando se acercó a una mujer de 83 años por la espalda, sujetándola por el cuello y arrancándole de un tirón la cadena de oro que portaba.

Seis días después, en la calle Fray Julián Garcés, el detenido entró en el portal de otra anciana de 80 años e intentó arrebatarle el monedero que llevaba en la mano. La anciana se resistió a dárselo, por lo que el asaltante le dio un fuerte empujón hasta tirarla por las escaleras. Resultó herida con varias lesiones de carácter grave, de las que tuvo que ser asistida en un centro hospitalario.

El tercero de los robos se cometió al día siguiente en un portal de la calle Hermanos Gimeno Vizcarra, donde una mujer que llevaba en el carro a su bebé fue asaltada por un varón que la intimidó de manera verbal para que le entregara el móvil, a lo que accedió sin dudar por miedo a que le pudiera hacer daño a su hija. En los tres casos coincidían el modus operandi utilizado, la zona de la comisión y las características físicas del asaltante aportadas por las víctimas.

Tras realizar una minuciosa investigación, los actuantes lograron identificar al presunto autor de los robos denunciados, estableciendo el pasado martes un dispositivo de vigilancia en torno a su domicilio para proceder a su detención. Sobre las 16.40 horas, los agentes localizaron y procedieron a dar el alto al investigado, que les manifestó espontáneamente que llevaba encima un frasco de colonia que acababa de robar en un establecimiento cercano, creyendo que ese era el motivo de que la policía le requiriese.

NOTICIAS DESTACADAS