El rescate en la Canal Roya de Canfranc resultó complicado por las condiciones de nieve y oscuridad

El Greim de la Guardia Civil de Huesca ha intervenido en cinco operaciones de rescate en el Pirineo durante este fin de semana, en una de las cuales ha resultado finalmente un montañista fallecido. Se trata de un hombre de 61 años vecino de los Monegros y que se encontraba en el puente de Villacantal, en Alquézar, este domingo. A pesar de los intentos de reanimación del personal médico, no han podido salvarle la vida tras haberse desvanecido mientras caminaba por la zona.

Las intervenciones han tenido lugar en Canfranc, Riglos, Nocito, Sabiñánigo y Alquézar, y el día de mayor actividad ha sido este sábado, con tres rescates.

VIERNES, 18 DE NOVIEMBRE

Según informa el grupo, sobre las 18.30 horas de este viernes se recibió un aviso de un cazador, vecino de Pamplona de 63 años de edad, que se encontraba enriscado en la Canal de las Víboras, dentro del Valle de la Canal Roya, en Canfranc. Al contactar con el personal del Greim de Jaca, el propio cazador informó de la situación en la que se encontraba: una zona muy precaria donde si intentaba moverse podía despeñarse.

Los agentes le indicaron que no se moviese del lugar, y que, si es posible, les remitiese su ubicación por medio de alguna app de su teléfono móvil para localizarlo con mayor precisión. Debido a que únicamente se podía acceder a la zona por un paso muy delicado y ya había anochecido, los especialistas se dirigieron al lugar con los guías caninos.

Debido a las malas condiciones meteorológicas existentes, con viento, nieve y caminando en la oscuridad, tras una hora de búsqueda localizaron al cazador. Le ofrecieron ropa de abrigo, comida y agua y procedieron a encordarlo para poder evacuarlo por un tramo vertical, muy roto y resbaladizo. Finalmente, sobre las 3.00 horas, el hombre consiguió quedarse fuera de peligro y regresó a casa en su propio vehículo.

SÁBADO, 19 DE NOVIEMBRE

Sobre las 10.20 horas, la central recibió un aviso de un escalador que se había accidentado en el espolón del Adamelo, en Riglos. De acuerdo con las fuentes, se encontraba realizando el primer largo de la vía de escalada cuando sufrió una caída y se golpeó fuertemente en la cabeza y un brazo. Los Greim de Huesca se dirigieron al lugar del accidente junto con personal médico del 061 y tras localizar al accidentado, lo evacuaron al hospital San Jorge de la capital altoaragonesa. El accidentado es un vecino de Alicante de 25 años, que resultó con contusiones en cabeza y muñeca.

El segundo aviso del día se recibió sobre las 13.05 horas a través del 112, e informaba que un cazador se había precipitado por una pared de unos veinte metros y se encontraba inconsciente en un lugar de muy difícil acceso en las inmediaciones de Nocito.

Al lugar se dirigió un helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca, el Greim de Huesca y una médico del 061. Una vez sobrevolada la zona, se localizó al accidentado y se procedió a su rescate. Tras evaluar su estado, la médico recomendó la intervención del helicóptero sanitario.

De acuerdo con la Guardia Civil, las maniobras en el lugar resultaron bastante complicadas al tener que transportar al accidentado para introducirlo en la camilla intentando moverlo lo menos posible, todo ello en un terreno irregular y con una fuerte pendiente ligeramente embarrada. No obstante, finalmente pudo ser trasladado a un hospital de Zaragoza. Se trata de un vecino de Teruel de 45 años que sufrió un traumatismo craneoencefálico y politraumatismos.

El tercer y último aviso se recibió en torno a las 19.00 horas, cuando un senderista informaba que había salido tres horas antes a caminar por la zona de las Margas, cerca de la localidad de Sabiñánigo, y con la caída de la noche se había despistado del camino y a pesar de que veía luces de coches en la lejanía no sabía por dónde progresar, ya que se encontraba en medio del monte.

Al aviso acude el Greim de Panticosa y de Sallent de Gállego, que se dirigieron a la zona y consiguieron contactar con el senderista utilizando las luces del vehículo. El propio senderista les respondió con la linterna del móvil. Se trataba de un vecino de Madrid de 44 años.

DOMINGO, 20 DE NOVIEMBRE

Sobre las 13.15 horas de este domingo se ha recibido un aviso a través del 112 que indicaba que un senderista se había desvanecido cuando se encontraba por la zona del puente de Villacantal, en Alquézar. Al lugar se ha desplazado un helicóptero y un equipo médico. A pesar de esto, una vez en el lugar y tras realizar varias maniobras de reanimación, el senderista ha fallecido. El cuerpo ha sido trasladado en helicóptero hasta Huesca y de allí al anatómico forense a la espera de autopsia. Se trata de un varón de 61 años vecino de los Monegros.

NOTICIAS DESTACADAS