El acusado le clavó cuatro pinchazos con un destornillador a un vecino sin hogar del barrio

M.H.C. cumplirá cinco años y dos meses de prisión en Zuera por una pelea en la que el encausado llegó a asestarle hasta cuatro pinchazos con un destornillador a un vecino suyo del zaragozano barrio del Gancho, para quien también tendrá una orden de alejamiento de cinco meses.

Los hechos sucedieron el 30 de julio de 2021, en los alrededores del parque de bomberos número 2 de Zaragoza, en la calle Santiago Ramón y Cajal, cuando M.H.C., que previamente había consumido sustancias estupefacientes, se enzarzó en una discusión con un hombre sin hogar del barrio identificado como J.C.

Tras el enfrentamiento verbal, el detenido abandonó el lugar. No obstante, regresó inmediatamente armado con un destornillador y sin mediar palabra le asestó tres pinchazos en la espalda a J.C. La víctima, sorprendida, se giró y fue entonces cuando M.H.C. aprovechó para clavarle el destornillador en una cuarta ocasión, esta vez en el abdomen. “Lo he pinchado por faltarme al respeto”, gritaba por la calle mientras abandonaba el lugar.

Después de la pelea, el acusado se dirigió rápidamente a su domicilio, situado en cercana calle Pignatelli, donde se encontraba su mujer discutiendo con unas vecinas que le recriminaban lo que habían visto hacer a su marido. Al llegar y ver la situación, M.H.C. cogió un bote con un líquido no identificado y les roció los pies para rápidamente sacar un mechero y amenazarlas con prenderles fuego, algo que no llegó a consumarse porque la mujer del detenido lo introdujo forzosamente en casa.

A raíz de la pelea, la víctima sufrió lesiones muy graves de obstrucción intestinal que requirieron de una intervención quirúrgica de urgencia y tardaron en curar 83 días, los cuales pasó ingresado en el hospital. Desde lo sucedido, M.H.C. cumple prisión provisional, un tiempo que se le descontará de la pena por un delito de lesiones y dos de amenaza que se le sentenciará en los próximos días.

LO MÁS VISTO