La furgoneta se desplazó desde Ciudad Real y contenía quince sacos de piñas de pinos

Cinco personas han sido detenidas en Teruel después de que unos agentes del Seprona les pillaran recolectando varios sacos de piñas de los árboles del parque de Fuentecerrada. En concreto, los agentes encontraron hasta quince sacos de estas piñas todavía verdes, cerradas y con el piñón dentro, los cuales tienen un alto valor en el mercado.

Ocurrió a principios de mes, cuando unos agentes del Seprona de la Guardia Civil, junto a agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón detectaron en un paraje próximo al parque de Fuentecerrada a cinco personas provistas de escaleras y unas pértigas con ganchos metálicos recolectando piñas de los pinos piñoneros.

Una vez identificadas, los agentes inspeccionaron el interior de la furgoneta que utilizaban, donde hallaron quince sacos llenos de piñas, 500 kilos, todavía verdes, cerradas y con el piñón en el interior que habían sido arrancadas del árbol. Los detenidos confesaron a los agentes que no disponían de autorización para recolectarlas.

Según explican las fuentes policiales, estas cinco personas se habían desplazado de forma organizada desde la provincia de Ciudad Real, lo que evidenciaba el fin comercial del aprovechamiento ilegal que estaban llevando a cabo. De hecho, los piñones de las piñas tienen un alto valor en el mercado.

Por estos hechos, las cinco personas fueron denunciadas al Departamento de Medio Ambiente por una supuesta infracción a la Ley 15/2006, de 28 de diciembre, de Montes de Aragón. Las piñas decomisadas, junto con las herramientas utilizadas, quedaron a disposición del Gobierno de Aragón.

LO MÁS VISTO