Plantas de marihuana en el chalet
Se intervinieron un total de 5.419 gramos de cogollos de marihuana envasados para su distribución. Foto: Policía Nacional

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron el pasado lunes a un joven de 25 años como presunto autor de un delito de tráfico de drogas en un chalet en la zona de Torres de San Lamberto. Tras una investigación, se realizó una entrada y registro en el inmueble, donde se intervinieron un total de 5.419 gramos de cogollos de marihuana envasados para su distribución y venta, 336 plantas en proceso de crecimiento, más de 1 kilo de resina de hachís, así como numerosos elementos para la práctica del cultivo indoor de marihuana.

La investigación, que fue llevada a cabo por el Grupo de Tráfico Minorista de Estupefacientes, comenzó a raíz de recibir información acerca de la existencia de un chalet en la zona de Torres de San Lamberto, donde se podría estar cultivando Cannabis Sativa en la modalidad de cultivo Indoor. Según manifestaron diversas fuentes a los agentes, se podía observar que en dicha vivienda apenas había actividad personal diaria, estando las ventanas con las persianas completamente bajadas de forma permanente y cubiertas con una especie de lonas opacas.

También informaban de que del interior del chalet se desprendía un fuerte olor a marihuana y que, en alguna ocasión, habían visto a varios individuos descargando muchos sacos de lo que parecía ser tierra o abono para plantas.

Se incautaron 336 plantas en proceso de crecimiento. Foto: Policía Nacional

EL CHALET CARECÍA DE CONTRATO ELÉCTRICO DESDE 2015

Los investigadores, tras establecer vigilancias en torno a la vivienda observaron que contaba con numerosas cámaras de seguridad y cómo un único varón accedía a la misma a diario únicamente para pernoctar, abandonándola por la mañana para dirigirse a otro domicilio de la ciudad.

Tras realizar las gestiones pertinentes y comprobar que el chalet carecía de contrato de suministro eléctrico desde el año 2015, sospecharon que el investigado podría tener la luz “enganchada” a la corriente eléctrica de manera fraudulenta para cultivar esta sustancia estupefaciente.

Por tales motivos, los funcionarios policiales establecieron en la mañana del pasado lunes, un dispositivo de vigilancia en torno a la vivienda para detener al investigado como presunto autor de un delito de Tráfico de drogas.

Posteriormente se realizó una entrada y registro en el citado inmueble, previamente autorizada por el Juzgado de Instrucción número 9, en el que se intervinieron los 5.419 gramos de cogollos de marihuana envasados para su distribución y venta y las 336 plantas. También 1 kilo de resina de hachís, así como numerosos elementos para la práctica del cultivo indoor de marihuana.

El detenido fue puesto horas después a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien tras oírlo en declaración decretó su puesta en libertad con cargos.

LO MÁS VISTO