Este grupo tomaba numerosas medidas de seguridad en las proximidades de los narcopisos

Agentes de la Policía Nacional ha desarticulado un importante clan familiar dedicado a la venta de heroína y cocaína en el barrio Oliver, en Zaragoza. En total, han detenido a 16 personas, 11 hombres y 5 mujeres, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, incautando 1.550 gramos de heroína, 1.700 de cocaína, 700 de hachís, un revolver de pequeñas dimensiones y 57.000 euros en efectivo. De los 16 arrestados, doce entraron en prisión.

La operación “Corinto”, que se desarrolló en tres fases, comenzó el pasado mes de abril cuando el Grupo I de Estupefacientes tuvo conocimiento de la posible existencia de un importante punto de venta de sustancia estupefaciente, principalmente heroína, en el barrio del Oliver de Zaragoza. Tras realizar diferentes dispositivos de vigilancia en torno a la vivienda, los agentes comprobaron que efectivamente se trataba de un foco muy activo de venta de droga, logrando identificar, según fue avanzando la investigación, a los diferentes componentes de lo que conformaría un “clan familiar” perfectamente estructurado.

Miembros de dicha organización criminal se desplazaban de forma periódica hasta la localidad de Vall D´Uixo (Castellón), donde se proveían de la sustancia estupefaciente a través de otros familiares allí afincados, para posteriormente venderla desde diferentes narcopisos ubicados en el zaragozano barrio Oliver.

Este grupo tomaba numerosas medidas de seguridad en las proximidades de los narcopisos, dirigidas principalmente a detectar la presencia de efectivos policiales en la zona, y de esta manera alertar de ello a los vendedores de estupefaciente en sus puntos de venta. Una de las más evidentes era que escondían la mayor parte de la droga fuera de sus domicilios y puntos de venta, para que la policía, ante posibles registros domiciliarios, sólo encontrara pequeñas dosis que iban reponiendo conforme se agotaban.

PRIMERA FASE

La primera fase de la operación policial tuvo lugar el pasado 7 de octubre, cuando se detuvo en la localidad de La Muela al principal responsable de este clan familiar y se efectuó simultáneamente la entrada y registro en un importante punto de venta de droga del barrio Oliver.

Tras una minuciosa búsqueda y gracias a la participación de perros especializados en la detección de drogas de la Unidad de Guías caninos, se localizaron enterrados en una parcela anexa diferentes envoltorios que contenían un total de 700 gramos de heroína.

SEGUNDA FASE

La segunda fase se produjo el 14 de noviembre, tras establecer un dispositivo policial en la localidad de la Vall D´Uixo, en la que los agentes interceptaron el vehículo de uno de los miembros de la organización, justo después de haber contactado con sus proveedores de droga, encontrando en su interior un paquete que contenía 100 gramos de heroína.

Posteriormente se realizaron registros en los domicilios de los proveedores, en los que se intervinieron otros 700 gramos de heroína, 1.700 gramos de cocaína, 700 gramos de hachís, marihuana, balanzas de precisión y otros útiles relacionados con la confección y venta del estupefaciente, así como un revolver de pequeñas dimensiones y en perfecto estado para ser utilizado, además de 50.000 euros en efectivo.

DETENIDOS TODOS LOS INTEGRANTES

La operación policial culminó el pasado martes, cuando los agentes lograron localizar y detener en Zaragoza a los tres últimos integrantes del este “clan familiar”, consiguiendo con ello erradicar tres importantes puntos de venta de la capital aragonesa.

En el total fueron detenidas 16 personas, ingresando en prisión 12 de ellas, tras ser oídas en declaración por el correspondiente Juzgado de Instrucción.

LO MÁS VISTO