Juzgados de Zaragoza
Se enfrentaba hasta 60 años de cárcel

Pedro Florentino González Hernández, el médico sexagenario de Zaragoza que abusó hasta de 32 mujeres en su consulta del centro de salud de Parque Goya 2 y Ricla, ha aceptado pactar para evitar ingresar en prisión.

Tendrá que desembolsar una compensación a sus víctimas, a quienes atendía sin ser realmente ginecólogo y a las que realizó tocamientos aprovechándose de sus “abrazos cariñosos”. Se enfrentaba inicialmente hasta 60 años de cárcel.

Según recoge la sentencia, utilizaba estas técnicas de forma habitual. Por ejemplo, en octubre de 2020, una paciente acudió a su consulta por un dolor de espalda. Una vez iniciada, el encausado le preguntó si se tocaba los pechos, diciéndole que había estado en la sección de Ginecología. La paciente, al no entender el motivo de la pregunta y estar preocupada por los problemas médicos que la habían encaminado a la consulta médica, comenzó a llorar, siendo que el encausado aprovechó el momento para darle un abrazo, diciéndole “que necesitaba mucho cariño”.

El mismo mes, se dio otra situación similar con una mujer que le comentó que su marido había contraído Covid, instándole él a que acudiera a su consulta. Una vez allí, “la consoló restándole importancia virus, utilizando expresiones como “cariño” y pasándole la mano por la espalda, para finalmente darle dos palmadas en el culo”.

DETENIDO EN MAYO DEL AÑO PASADO

Así, se recogen hasta 26 delitos tipificados de abuso sexual, otros seis en grado de tentativa, otro de intrusismo. La denuncia de una de las víctimas desencadenó todo el proceso, siendo detenido en mayo de 2021. Inicialmente, se aportaron siete testimonios en la comisaría Actur-Rey Fernando de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Zaragoza

Todas las pacientes manifestaron el trato “excesivamente cariñoso” que empleaba este doctor, las abrazaba continuamente y les realizaba tocamientos no compatibles con una relación médico-paciente. A una de ellas llegó incluso a besarla sin su consentimiento. El médico invitaba a las pacientes para verse fuera del horario de consultas y realizaba comentarios sobre la frecuencia con la que mantenían relaciones sexuales.

LO MÁS VISTO